Piden expulsar de la UCR a tres funcionarios municipales y un edil

Los denunciados expresan que se trata de una persecución política y una decisión arbitraria por parte del presidente de la filial local del centenario partido creado por don Leandro Alem.

Un nuevo escándalo envuelve al ámbito político de la Ciudad Termal. Al ya conocido caso de los “ñoquis” repartidos en el Concejo Deliberante ahora se suma uno nuevo que también tiene como protagonista a la UCR presidida por el concejal Sebastián Iglesias. El Comité departamental de dicha línea ha decidido pedir a su tribunal de disciplina la expulsión inmediata de José Calderón, director de Acción Social, Mario Flores, secretario de Obras Públicas, Fermín Fernández, asesor legal del municipio y Gustavo Díaz, concejal por el partido Salta Somos Todos por desempeñar funciones que van en contra de lo establecido por la Carta Orgánica.

En este sentido, los argumentos se basan en que estas cuatro personas no persiguen los mismos intereses del partido ya que actualmente ejercen funciones en el municipio bajo la intendencia de Solís, cosa que no está permitida según este escrito, lo mismo en el caso de Díaz que es concejal de otro sector.

“Son gente que hace dos años que se los viene hablando para que tomen otra postura porque la Carta Orgánica es concluyente ante la situación en la que ellos están. No pueden cubrir cargos políticos públicos sin primero tener la anuencia del partido. Tendrían que haber pedido una licencia parcial para luego reafiliarlos de nuevo, pero eso nunca pasó. El Comité departamental y provincial lo trataron y se lo elevó al Tribunal de Faltas que son quienes van a disponer una resolución para el caso. No es nada personal con ellos pero como dirigente tengo que dar curso al pedido de los afiliados. Están trabajando en un municipio con otra bandera política sin la autorización del partido”, sintetizó.

Uno de los casos más relevantes y que Solís salió a defender es el caso del licenciado José Calderón.

El jefe comunal se explayó en su red social para amparar al empleado municipal: “Manifiesto mi total apoyo a José Calderón al cual decidí incluirlo por su formación profesional y viene demostrando alto compromiso y vocación de servicio. Jamás lo puse en una situación de elegir una postura partidaria y me solidarizo con los otros dirigentes por la persecución”, expresó.

Por su parte, el denunciado Calderón, en diálogo con El Tribuno hizo referencia a los hechos: “En la carta orgánica no especifica que no puedo ejercer ningún cargo primero que nada. Yo soy licenciado en Trabajo Social y la ley de dicha profesión va de la mano con la doctrina radical. La Constitución me ampara en mi derecho a trabajar y eso es lo que hago. Ellos me sacaron fotos ayudando a gente necesitada y no entiendo qué es lo malo de la cuestión. Jamás me llamaron a mí para una reunión y hablar de la situación. Yo pienso distinto a Iglesias. Él es una persona machista con aires de patrón de estancia. El radicalismo jamás me abrió las puertas para trabajar lo que sí hizo el intendente a pesar de que pertenecíamos a diferentes partidos políticos. Eso demuestra que su ideal va más allá de los colores políticos y es trabajar por la gente”, manifestó.

Otros de los denunciados es el concejal Diáz, quien dijo que trabajó más de 20 años en el partido y esta situación es un despropósito arbitrario: “Me ha llegado una notificación en la cual me informan que voy a ser expulsado. Por distintas cuestiones me toca militar en otro partido. No es que nosotros estemos traicionando a la UCR. Pensar distinto no motiva a que seamos expulsados. Lo que nos preocupa es la falta de respeto porque la forma de cómo se ha llevado a cabo es lamentable. Las palabras que adujeron dentro de esta notificación no tienen argumentos sólidos. No coincidimos con las decisiones de la dirigencia actual y muchos de los correligionarios nos han demostrado el apoyo por el atropello que se está cometiendo. Hubo un perseguimiento a funcionarios del municipio y no estamos en la dictadura para hacerlo de esa manera”, indicó.

Calderón, por su parte, agregó que también ha recibido un gran apoyo de los correligionarios del UCR y les pide para que salgan a dar su punto de vista respecto de cómo se está manejando actualmente: “Hago un llamado para que los afiliados que no estén en la línea de pensamiento con la dirigencia actual, salgan a hablar y cuenten el alto nivel de autoritarismo y arbitrariedad que existe hoy en el partido”, concluyó

Fuente: El Tribuno Salta (Por Juan Manuel López)


 

Deja un comentario