Plan Belgrano: Se invertirán US$60 millones para reactivar el ramal a Bolivia

El 60% del monto es un préstamo del Fonplata, un organismo financiero. El 40% restante lo aporta Nación.

Desde hace años, el Gobierno provincial y, sobre todo, los productores salteños vienen reclamando que se reactive el ramal C15, principalmente el tramo que une Embarcación con la Estación Pocitos (Salvador Mazza). Finalmente y después de dos años de espera, el 30 de noviembre fue adjudicada la licitación pública internacional N§ 01/2017 para la rehabilitación del ramal C-15 como parte del proyecto de integración argentino-boliviana para el desarrollo económico y de la región.

El monto de la inversión asciende a US$60.000.000 y, según comentó el titular del Plan Belgrano en Salta,  Roberto Ulloa (h), será ejecutada por la empresa Pietroboni SA. El 60% del monto total del proyecto sale del préstamo del Fonplata N§ ARG-23/2015 (Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata), mientras que el 40% restante será aportado por el Tesoro Nacional.

Del llamado a licitación surge que el país pidió un préstamo para financiar parcialmente el costo del “Proyecto de integración ferroviaria argentino-boliviana para el desarrollo económico y regional ramal C15”, a dicho organismo financiero multilateral que está conformado por los estados de la subregión sudamericana: Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay.

El proyecto

El proyecto se encuentra en la etapa previa a las obras y es por ello que no se sabe todavía a cuánta gente se contratará. Ulloa aclaró que estas obras de rehabilitación del ramal C-15 están incluidas dentro el Plan Belgrano, que tiene como objetivo un plan ambicioso de recuperación ferroviaria de cargas en todo el país.

Se intervendrán 81,6 km de vías entre la Estación Cornejo (km 1.374,500) y Estación Pocitos (km 1.456,362). El plazo de la obra es de 26 meses y la misma será iniciada en enero de 2018. Los trabajos previstos para este proyecto contemplan la recuperación de puentes, la limpieza en zona de vías y obras de arte, reacondicionamiento de terraplenes, cambio de durmientes y fijaciones, reparación general de alcantarillas y cambio de rieles defectuosos, entre otros.

La obras que no se realizarán dentro de este plan de recuperación del ramal son las estaciones de trenes, ya que no están incluidas en la licitación. Actualmente, la operatividad del tramo desde Coronel Cornejo a Salvador Mazza se encuentra interrumpida desde el año 2007, a raíz de las constantes inundaciones que sufre la zona.

“Estas obras están insertas en la segunda etapa del proyecto de modernización del Ferrocarril General Belgrano y permitirán la operación del mismo hasta la frontera con Bolivia, promoviendo el desarrollo regional y la integración entre ambos países. El proyecto integral del Ferrocarril se encuentra en plena ejecución, el mismo tiene un presupuesto de 2.600 millones de dólares y tiene previsto el cambio de 1.500 kilómetros de vías y la incorporación de material rodante de última tecnología”, especificó Ulloa a El Tribuno.

Productores del NOA

Los productores agroindustriales quieren que la integración regional no se demore, ya que sería un nuevo mercado que se abriría para poder comercializar sus productos. Desde el Gobierno nacional destacan el impacto previsto en el incremento del tráfico entre Bolivia y Argentina, proyectando un volumen de carga ascendente y descendente de 120.000 toneladas. Aumentará en particular la carga de harina, maíz y trigo exportada por la conexión con Bolivia. También mejorarán los tiempos del traslado de azúcar que viene de Jujuy hacia Buenos Aires.

En la valoración que hizo el titular del Plan Belgrano sobre la reactivación de ese tramo del ramal C-15, explicó que el Ferrocarril General Belgrano tendrá un impacto “altamente positivo” para el desarrollo del norte argentino, ya que va a poner en valor su “potencial productivo” al acortar las distancias con el puerto de Rosario y los grandes centros de consumo. “En dos años se ha avanzado mucho con los proyectos del Plan Belgrano, lo que reafirma el compromiso del presidente Macri y de su equipo con el norte argentino”, finalizó Ulloa, titular de el Plan Belgrano en Salta.

Cerca del Corredor 

Con la finalización de estas obras, Salta y toda la región norte quedará conectada con un ambicioso Corredor Ferroviario Biocéanico Central que quieren llevar adelante los países de Perú, Bolivia y Brasil.

Con este proyecto, el transporte de carga ferroviario del ramal C-15 mejorará y tendrá acceso hasta Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) mediante Ferroviaria Oriental. Ese punto se une con el Corredor, y es por eso que se considera un segmento fundamental para permitir la circulación por toda la red.

De concretarse estas obras, la reactivación del ramal C-15 facilitará la integración del área de frontera argentino-boliviana con el resto de los países, lo que permitirá un mayor desarrollo productivo de transporte de cargas para exportaciones e importaciones.

El corredor impulsado por Bolivia tendrá unos 3.755 kilómetros y una primera inversión de aproximadamente 10.000 millones de dólares. El mismo unirá el Puerto Santos de Brasil, en el océano Atlántico, con el puerto de Ilo, en Perú, y así conectará el centro de Sudamérica con los puertos marítimos y facilitar las exportaciones a Asia.

Deja un comentario