escuelaconcamaras

Polémica en un colegio: pusieron cámaras y micrófonos en las aulas

El Instituto instaló los dispositivos sin consentimiento ni aviso previo a padres y docentes. Los estudiantes y profesores rechazan la medida y denuncian ”control ideológico”.

Sin aviso ni consenso previo, la representante legal del Instituto Madre Teresa Michel, instaló cámaras con micrófonos de alta definición en las cinco aulas del nivel secundario, la rectoría, secretaría escolar e incluso la sala de profesores.
Cuando los alumnos y profesores llegaron el viernes pasado y encontraron los dispositivos pidieron que sean retirados pero la representante legal, la religiosa Bernardete Riedmaier, se negó. Ante esta situación, docentes y alumnos mudaron las clases al patio del colegio. 

 

El directivo Ángel Tavares, que está al frente del colegio desde hace más de una década consideró la medida como “una locura” e insistió en que “es una barbaridad porque muchas veces en la rectoría se tratan temas muy privados con los padres de los alumnos y es insostenible que alguien esté viendo y escuchando todo”.

Tavares dijo que en el colegio no tuvieron problemas de inseguridad, que es el argumento utilizado por Riedmaier para justificar la instalación de las cámaras de alta definición. “Creo que tiene más que ver con el control ideológico”, estimó el rector.

Un grupo de padres intentó reunirse con la representante legal del colegio, pero no fueron recibidos. Sólo recibieron una nota en la que Riedmaier les informó que no quitarán las cámaras y micrófonos. Y alegó que la instalación de los dispositivos se mantendrá “en virtud de la seguridad de nuestros docentes y alumnos”.

Sonia Romero, madre de una alumna, consideró que “la colocación de las cámaras dentro de los salones es una invasión a la privacidad”. Otros padres no descartaron recurrir a la Justicia.

Por su parte, el asesor jurídico del Servicio Provincial de Educación Privada de Misiones (SPEPM), Guillermo Hassel, indicó que “la Justicia falló en varias ocasiones sobre este tema, no autorizando la instalación de cámaras dentro de las aulas y sí permite en espacios comunes como elemento de seguridad, ya sea en patios o pasillos. Hay algunos casos de cámaras dentro de las aulas pero se requiere la autorización previa de los padres y también de los alumnos si tienen más de 16 años”. 

Hassel remarcó que “en este caso, las autoridades del Instituto deberían retirar las cámaras de las aulas, sala de profesores y rectoría porque no cuentan con el consentimiento de los padres y docentes”.