Por la inflación, el canal de Los Manzanos costará más de $75 millones

Las obras empezaron en abril de 2013 y tenían una duración de un año. El presupuesto inicial era de 48 millones y se fue modificando con el tiempo. No hay precisiones sobre la finalización de la obra.

La única pregunta que se hacen los vecinos de la calle Los Manzanos es: ¿cuándo irá a terminar esta pesadilla? Pregunta que ni el propio intendente de Salta, Miguel Isa, pudo responder con exactitud. En su último discurso ante el Concejo Deliberante, en la apertura de sesiones ordinarias, señaló que el canal se terminará antes que finalice este año, aunque no especificó ninguna fecha.

Las obras del canal de Los Manzanos tendrían que haber finalizado el año pasado. La construcción arrancó en abril de 2013 y el plazo, que figuraba en el pliego, era de doce meses. El monto de la obra era de $47.877.183.

Veintitrés meses después el canal aún no está terminado y el presupuesto fue cambiando con el tiempo. Por culpa de la inflación, el importe original sufrió una variación del 30%, según Marcelo Amado. En el programa Viva La Mañana el ingeniero supervisor de las obras expuso que “al valor actualizado el costo está por arriba de los 75 millones de pesos, aproximadamente”.

El retraso

Desde que se iniciaron las obras, las excusas de un retraso anunciado fueron de las más variadas. Los pretextos que dan los funcionarios municipales, van desde que la Nación no giraba el dinero hasta que los reclamos de asociaciones ambientalistas eran los culpables. Por ejemplo, en agosto de 2014 el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Salta de ese entonces, Jorge García, indicó que por filtraciones en la construcción del canal la obra se retrasó.

Hasta Marcelo Amado habló de las diferentes razones por el retraso. “Primero se estudió la posibilidad de cambiar la traza del canal ante reclamos de asociaciones ambientalistas e inclusive un recurso de amparo presentado por un vecino, luego por la extracción de árboles de gran porte, por la reparación de diversas filtraciones, e inclusive por carecer del abastecimiento de material”.

 Vecinos molestos

Hay que tener en cuenta que esta lentitud sigue provocando malestar entre los vecinos. Las personas que viven en la calle Los Manzanos, entre Los Ombúes y Los Crisantemos, se sienten prisioneras en sus propias casas. La extensión del pozo atraviesa la calle de un extremo al otro y los vecinos se ven imposibilitados de cruzar de una cuadra a la otra. Para hacerlo tienen que caminar por una vereda arruinada por las obras y los materiales que van dejando los obreros, llena de barro y escombros. Lo que representa un verdadero peligro para los vecinos.

Ramiro Reales está enojado. Con su hijo en brazos tiene que salir todos los días y eludir escombros, tachos, sogas, maderas y cualquier otro elemento que dejan tirados los obreros que están a cargo de la obra.

“Estamos con esta situación dramática hace seis meses y tenemos la calle cortada hace un año. La verdad que no sé cuándo van a terminar esto pero, lo peor de todo, es que no sabemos en qué condiciones va a quedar la cuadra. Es un desastre, hay gente que no tiene vereda”, comentó.

Para Rodolfo, la incomodidad pasa por otro lado. Como la calle está intransitable, tuvo que dejar su auto a una cuadra. “Desde hace siete meses que no puedo dejar mi auto en el garaje. Tengo que dejarlo a la vuelta donde corre peligro porque te roban. El día que granizó se me rompió todo porque yo estaba en el laburo y el auto en la calle”, agregó el vecino.

Pero su tortura no termina ahí. Explicó que cuando hicieron el pozo destrozaron las cloacas y las reemplazaron por caños que se están rompiendo. “Los días de calor acá es insufrible por el olor a cloaca que sale. Al frente hay un caño roto que pierde fluidos y es un olor terrible”, finalizó.

canal-de-los-manzanos

Deja un comentario