Por un pedido del Gobierno, la CIDH confirmó que visitará a Milagro Sala

Vendrá en junio al país a evaluar las condiciones de detención de la dirigente; el Gobierno confía en un resultado favorable.

Como ya había trascendido esta semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que depende de la OEA, vendrá a fines de junio a visitar a Milagro Sala . Según confirmó el presidente de la comisión, Francisco José Eguiguren Praeli, en una conferencia de prensa con periodistas, el pedido vino de parte del gobierno argentino. “La visitaremos y conversaremos con ella. Queremos conocer sus condiciones de detención y cómo se encuentra ella tanto física como mentalmente”, dijo Eguiguren Praeli y evitó mayores pronunciamientos al respecto.

Cabe recordar que, en diciembre del año pasado, la CIDH emitió un comunicado en donde “urgía al Estado argentino” a “dar pronta respuesta a la decisión del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria (Grupo de Trabajo) que calificó la detención preventiva de Milagro Sala como arbitraria llamando a su liberación inmediata”. Ese mismo grupo estuvo en Jujuy, Buenos Aires y Chubut a principios de este mes y volvió a advertir sobre el “exceso de prisión preventiva” en el país.

Sin embargo, fuentes oficiales señalaron a LA NACION que ven con buenos ojos las visitas internacionales de este tipo y que incluso las incentivan ya que “trasparentan” todo el proceso legal que está transitando Sala. “No tenemos nada que esconder”, aseguran una y otra vez en el Gobierno.

Al culminar el período de sesiones extraordinarias de la Comisión en nuestro país -en donde no se tocaron temas locales- con una visita y conferencia en la ex Esma. Estuvieron invitados el ministro de Justicia, Germán Garavano , el secretario de derechos humanos bonaerense, Santiago Cantón, miembros de organizaciones de derechos humanos, el ex Canciller, Jorge Taiana , y el presidente del CELS, Horacio Verbitsky . Antes de asistir a la conferencia, los miembros del CIDH, las autoridades e invitados recorrieron el ex centro clandestino de detención.

Afuera, mientras las comisionados respondían preguntas de los periodistas, un centenar de venezolanos se reunieron en las puertas del Archivo de la Memoria. Con carteles y sosteniendo bolsas con un líquido rojo que emulaban sangre, manifestantes denunciaban -silenciosamente- lasmuertes ocurridas durante protestas contra el gobierno deNicolás Maduro . “No tenemos medicinas ni comida” y “Chavismo es fascismo”, eran algunas de las consignas que se leían en las pancartas.

Si bien el estado venezolano optó por salirse de la Comisión en 2013, los representantes hicieron esta mañana una breve intervención al respecto de la crisis política, económica e institucional que atraviesa el país bolivariano. “Emitimos varios comunicados sobre la situación. La protesta social es un derecho y hay reglas y estándares internacionales que deben cumplirse. No puede controlarse a la población por medio de la represión por parte de las fuerzas armadas”, señaló Eguiguren. Al finalizar la conferencia, un pequeño grupo de manifestantes fue recibido improvisadamente por algunos comisionados. Algunos de los presentes aseguraban que la CIDH “actúa con indiferencia” ante sus reclamos.


 

Deja un comentario