Por una medida gremial: Podría faltar aceite comestible

Desde la Cámara de la Industria Aceitera dicen que en los próximos días puede haber una “disminución” en el “abastecimiento” del producto por la medida de fuerza del sector en reclamo de aumento salarial de 42%.

El gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), Andrés Alcaraz, advirtió el fin de semana sobre una “disminución” en el “abastecimiento” de aceites de uso familiar debido al paro que la Federación de Aceiteros (Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso) mantiene en 40 plantas del país.

“Ha comenzado a declinar el ritmo de ingreso de divisas en función de gramos en plena cosecha de soja y maíz”, dijo Alcaraz y agregó que uno de los “efectos adicionales” de la medida de fuerza del gremio, que reclama un aumento salarial del “42 por ciento”, es que “en los próximos días comenzará a verse una disminución en el abastecimiento de aceites de uso familiar”.

El vocero de la cámara aceitera indicó que “hay 40 plantas en todo el país que están paradas”, lo que genera una “situación de estancamiento” sobre la que dijo “esperar” que “se pueda resolver”. Sólo funcionan las industrias ubicadas en los puertos del norte del Gran Rosario, puntualmente las de San Lorenzo, Timbúes y San Martín.

Alcaraz adelantó que este lunes habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo para “acercar las posiciones del sindicato y el sector empresario, para ver si se puede destrabar” la situación.

En esa línea, señaló que el gremio “pide un 42 por ciento de aumento”, una cifra que, dijo, “es bastante más del promedio de lo que están proyectando las consultoras privadas en economía, en un año de inflación que es del 25 por ciento”.

“Ni siquiera consideramos el caso de que el presupuesto nacional está concebido con un 15 por ciento de aumento”, dijo y completó: “Es muy alejado de la realidad, y eso es lo que genera esta discrepancia”.

En referencia al acto que el gremio realizará el lunes por la mañana en la ciudad santafesina de San Lorenzo, admitió que “hay versiones de que podrían ocuparse los puertos”, lo que, alertó, “podría ser el disparador para una situación adicional”.

En las últimas reuniones de las partes, a instancias de ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, se fijó una suma puente por 60 días, para posibilitar el levantamiento del paro, mientras prosiguen las negociaciones. El sector empresario propuso $ 2.500 durante la última reunión el día miércoles, pero el gremio reclamó $ 3.000 mensuales.

Así, según fuentes del sector empresario, si el conflicto no se resuelve en los próximos días, podría impactar en el descenso en la liquidación de divisas por exportaciones y quizás un progresivo desabastecimiento de aceites comestibles en el mercado interno.

Deja un comentario