Premio “Maestros Argentinos”

El Presidente entregó los premios “Maestros argentinos”, una distinción que otorga el Ministerio de Educación a equipos de educadores del país que hayan logrado mejoras en las trayectorias y los aprendizajes de los estudiantes.

El presidente Mauricio Macri convocó a los docentes argentinos a comprometerse con la verdad de “cuáles son los problemas y cómo se van a resolver”, aunque esa verdad sea “dura”, y afirmó que ocultar los problemas es “acumular una bomba de tiempo” de la que “tarde o temprano no se puede escapar”, al entregar los premios “Maestros Argentinos 2017” en el Centro Cultural Néstor Kirchner.

El mandatario, que estuvo acompañado del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, también acentuó que los argentinos siempre se destacaron por su “talento”, pero asumió que “siempre” falló el “trabajo en equipo”, con lo cual destacó la importancia de “compartir hombro con hombro, trabajando en equipo, por sueños mayores que incluyan a todos”.

En otro tramo de su mensaje en el CCK, Macri asumió que la “verdadera igualadora de oportunidades” es la educación pública y sostuvo que “nadie puede dudar” que en “la propuesta de cambio y construcción” que su gobierno lleva adelante, ésa es “la herramienta más potente”.

Los ganadores

Docentes de la Escuela de Minas “Horacio Carrillo” de Jujuy, que elaboraron junto a sus alumnos un video educativo para enseñar cómo teñir textiles sin utilizar químicos y cómo hacer un filtro purificador de agua, obtuvieron el primer puesto del premio “Maestros Argentinos”, que fue otorgado ayer por el Ministerio de Educación en un acto encabezado por el presidente Mauricio Macri.

Fernando Sueiro y Sueiro y Edgardo Balanza Ruggeri conformaron un equipo interdisciplinario que se adjudicó la distinción nacional que otorga un premio de un millón de pesos para ampliar y consolidar su proyecto pedagógico.

La labor e iniciativa de los docentes fue ampliamente calificada en el certamen que tiene el fin de enaltecer el aporte de los educadores en las instituciones estatales argentinas.

Tras recibir el premio de manos del presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en la sala sinfónica del Centro Cultural Kirchner, el profesor de lenguaje artístico Eduardo Balanza Ruggieri explicó que la experiencia premiada comenzó con una investigación iniciada a partir de problemáticas sociales relevadas por los alumnos en los barrios en los que viven y que, en el caso del filtro, derivó posteriormente en la elaboración de un prototipo.

Una tercera etapa consistió en la creación de un video pensado para ser distribuido gratuitamente en formato DVD y difundido por las redes sociales.

Y todo en el marco de un taller extracurricular “Producción de recursos multimediales y audiovisuales” que trabaja en articulación con materias de las tres orientaciones de la escuela.

“El material audiovisual que presentamos tiene dos partes: la primera se llama ‘rojo que te quiero rojo’ -que es sobre teñido natural de telas con remolacha- y la segunda que es sobre cómo eliminar o disminuir el arsénico presente naturalmente en el agua de la cordillera”, dijo el docente.

El filtro fue pensado especialmente para una localidad muy pequeña llamada Pastos Chicos, muy cerca de la frontera con Chile, hasta donde los chicos que hacen el taller viajaron para repartir el video.

“A la gente le sorprendía que nosotros, adolescentes, estemos participando en un proyecto así”, dijo Nazarena Plaza (16), estudiante de primer año de la orientación Química.

“El dinero se va a dedicar a la construcción de un espacio físico para trabajar con el equipo del polo audiovisual, así como para comprar equipamiento”, dijo Balanza.

Los premiados

Edgardo Balanza Ruggeri, de 51 años de edad y más de 20 de docencia, profesor secundario del área artística y formado como profesor superior de piano.

Mientras que Fernando Sueiro y Sueiro tiene 45 años y 20 de docente. Es licenciado en Gestión de la Calidad Educativa por la Universidad del Salvador y licenciado en Informática por la Universidad Católica de Santiago del Estero, además de docente del área de informática aplicada en la Escuela de Minas-Unju.


 

 

Deja un comentario