Preocupa el aumento de casos de diabetes infantil en lo que va de 2017

El promedio es de doce nuevos pacientes por año. En este ya se registraron trece de los cuales nueve ingresaron el último mes. El servicio del Materno Infantil realizó una reunión para coordinar acciones.

El servicio de Diabetes y Metabolismo del Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta convocó ayer a una reunión de urgencia. Según informaron, aumentaron los casos de diabetes infantil de manera tan significativa que los médicos y profesionales están “preocupados”.

“Nosotros, desde que tenemos registro, siempre teníamos 12 pacientes nuevos por año. Pero en esta primera mitad de 2017 ya ingresaron 13 niños con diabetes. Lo que más asusta y preocupa es que en el último mes registramos a nueve pacientes nuevos. Yo no sé cómo seguirá el resto del año, pero ante eso convocamos a todos”, dijo la doctora Gabriela Pacheco a El Tribuno.

“Esto nunca pasó. Llegamos a tener el sistema de camas calientes porque no dimos abasto con la cantidad de niños que ingresaron”, declaró la especialista. Además, la profesional agregó que la diabetes tipo 1 tiene su pico entre el otoño y el invierno en niños de 7 y 8 años.

Trabajadores de la salud, padres, pacientes y directivos del hospital estuvieron reunidos en el salón quebracho del hospital de la zona norte de la ciudad para analizar la situación.

La responsable del área de pediatría dialogó con el equipo, integrado por Magdalena Navarro, Mónica Reifenberg, Florencia Siufi y María Insúa, entre otros profesionales. Es un grupo interdisciplinario formado por endocrinólogos, psicólogos, nutricionistas, docentes y otros especialistas.

“Estamos organizando capacitaciones y reuniones con diferentes instituciones del medio porque los nuevos números asustan. Preocupa también la edad.Vienen cada vez más niños. Hay pacientes de 1 año y un mes. Debemos tomar conciencia”, concluyó Pacheco.

Alimentación

Entre las causas de la enfermedad que nombró el equipo de especialistas se encuentra la susceptibilidad genética, pero apuntaron principalmente a la necesidad de fomentar cambios de hábitos entre los niños. Recomendaron seguir un estilo de vida saludable, cuidar la alimentación y establecer rutinas diarias de actividad física.

Los especialistas se refirieron a la importancia de incorporar frutas y verduras en los almuerzos y las cenas.

“El centro de todo es la familia. Ahí tenemos que poner énfasis en los hábitos y conductas”, dijo Pacheco.

“Todos los días hay que comer verduras y de todos los colores. Las frutas también son fundamentales; especialmente las de estación y mejor si se elige las locales”, dijeron los médicos. También pidieron a los padres que les den a los niños agua y abandonar definitivamente las bebidas gaseosas, especialmente las colas, que tienen los niveles más altos de azúcares.

Reducir el consumo de hidratos de carbono, especialmente en harinas, fue otra de las recomendaciones. “Si hay fideos porque son baratos hay que agregarles verduras”, dijo Pacheco.

La profesional apuntó que lo mejor es comenzar a consumir legumbres. “Hay una variedad grande en Salta y a precios muy populares. Hay que bajar los niveles de consumo de carne”, dijo.

Los hábitos alimenticios saludables deben ser combinados con un adecuado plan de actividades físicas.

Los médicos insistieron en que los chicos no pueden estar horas frente a una computadora o un televisor y deben gastar energías jugando o practicando algún deporte.

Acceder al programa

El Programa de Diabetes provincial asiste a pacientes a través de los centros salud de cabecera y los hospitales regionales.
Para acceder al programa, el paciente debe certificar que no tiene obra social y presentar fotocopia del DNI con una ficha firmada por el médico de cabecera.
Los nodos o centros de salud de la provincia se encargan de entregar las tiras reactivas que necesitan los pacientes. Además, las salitas cuentan con un sistema que permite verificar los controles.
En la actualidad se está realizando un relevamiento sobre los daños que ya ha provocado la enfermedad, sobre todo cuando no está bien controlada. Además, se apunta a la inclusión en planes de apoyo educativo

Van a comenzar a trabajar en escuelas

Cuando se habla de hábitos cotidianos, una institución queda en el centro del debate: la escuela. Es frecuente que las maestras pidan gaseosas o galletas dulces para alguna salida afuera de las aulas.

Además, la mayoría de las escuelas de la provincia tiene quioscos que venden productos que contienen elevados niveles de azúcar.

Asimismo, el personal no sabe cómo actuar cuando hay niños con diabetes en el aula.

La médica del Hospital Público Materno Infantil Mónica Reifenberg anunció ayer: “Vamos a comenzar a realizar campañas con la gente de Educación para abordar interinstitucionalmente la problemática de la diabetes en la comunidad”.

Los profesionales del equipo de salud esperan que los directivos de escuelas de Salta favorezcan el funcionamiento de quioscos saludables y que capaciten a los docentes sobre la complejidad de tener en las aulas a niños con diabetes.

Los docentes deben aprender a detectar los síntomas, medir niveles de glucosa y colocar insulina.

“Muchas veces los docentes no dejan a los chicos hacer educación física y eso es todo lo contrario a lo que deben hacer. Vamos a ir enseñando y concientizando sobre todas esas cosas cuando concluyan las vacaciones de invierno”, dijo Reifenberg a modo de anticipo.

Los profesionales de la salud adelantaron que también están trabajando en la redacción de un protocolo de actuación que puedan aplicar personal de las instituciones educativas cuando tengan alumnos con diabetes.

Por Antonio Gaspar


 

Deja un comentario