Prevén que en 2018 comenzarán los juicios contra la ex presidenta

La causa por direccionar la obra pública santacruceña en favor de Báez es el primer expediente por corrupción que llegará a manos de un tribunal oral.

En los tribunales se trabaja con el almanaque en la mano. Y los jueces y fiscales de Comodoro Py 2002 prevén que la primera de las causas por corrupción contra Cristina Kirchner que llegará a un tribunal oral será el expediente en el que está procesada por direccionar en favor de Lázaro Báez la obra pública santacruceña y convertirlo de mendigo en millonario.

Ese expediente es el ariete que abrirá camino para que se le sumen las otras vinculadas, en las que la ex presidenta está procesada como jefa de una asociación ilícita. Junto con ella transitan el mismo camino Julio De Vido, procesado, y José López, preso.

Esos expedientes son los que se conocen como Hotesur y Los Sauces. En el primero, Cristina Kirchner está acusada de recibir dinero de Báez por el alquiler de habitaciones sin ocupar, como retorno por favorecerlo en la obra pública. En esta causa, Cristina Kirchner está citada a prestar declaración indagatoria el 9 de noviembre próximo. En el segundo caso, Los Sauces , está acusada de recibir alquileres de propiedades de su firma Los Sauces, como pago por los negocios que les facilitó a Báez y a Cristóbal López.

Los dos expedientes prácticamente cuelgan del caso del direccionamiento de la obra pública santacruceña en favor de Austral Construcciones.

Los tres casos están en manos del juez Julián Ercolini: el de la obra pública, Hotesur y Los Sauces. Este último pasará a sus manos cuando queden firmes los procesamientos.

El cuarto expediente que podría alimentar ese monstruoso caso es el de La Rosadita, en el que Lázaro Báez está preso por lavado de dinero y sus hijos procesados por el mismo delito. El juez federal Sebastián Casanello decidió hace una semana que el dinero que lavaba Báez era producto de los negocios con Cristina Kirchner, por lo que vinculó los dos casos y se declaró incompetente para mandárselo también a Ercolini. Es más, dijo que Cristina Kirchner debía ser indagada por Ercolini por ese dinero, pero no en su expediente.

La que debe resolver estas cuestiones es la Cámara Federal. Los jueces de la Sala II Martín Irurzun y Eduardo Farah vienen marcando un camino hacia la conformación de esta megacausa que mencionó Casanello al declararse incompetente. Hay que ver si ahora los camaristas mantienen la decisión del juez o insisten en que primero se debe indagar a Cristina Kirchner, como plantea el Gobierno.

Cualquiera que sea el final, las causas por corrupción contra Cristina Kirchner van haciendo fila. La primera que abrirá el camino es la de obra pública santacruceña.

Y la llave para que la causa sea elevada a juicio oral la tienen los jueces de la Cámara Federal, que por estas semanas analizan confirmar los procesamientos de Cristina Kirchner, Báez, De Vido y López por la obra pública santacruceña. Un fallo en este sentido habilitaría a que, a fin de año, Ercolini pueda elevar este caso a un tribunal oral. Los jueces que sean designados por sorteo decidirán si hacen el juicio o si esperan a que culminen estos otros expedientes conexos (Hotesur, Los Sauces, La Rosadita) y organizan un megajuicio por corrupción.

En tanto, ya está radicada ante los jueces del Tribunal Oral Federal N° 2 y espera fecha de juicio la causa contra la ex presidenta por ordenar la venta de dólares en el mercado de futuro, a un precio desventajoso para el Estado.


 

Deja un comentario