Procesaron a Lázaro Báez por lavado de dinero a través de obras públicas

El juez federal Sebastián Casanello proceso ayer a Lázaro Báez y otras 26 personas, entre las que se encuentran sus hijos, por integrar una banda que lavó dinero entre los años 2010 y 2013.
El magistrado vinculó los fondos a los contratos de obra pública que recibió el empresario.
Lázaro Báez y sus hijos Martín, Leandro, Luciana y Melina aportaron al hecho delictivo mediante la aplicación de una enorme cantidad de fondos de origen ilícito, realizando la gestiones necesarias para que confluyan en el mercado formal como provenientes de fuentes lícitas”, sostuvo Casanello en su fallo de 751 páginas.
A los hijos de Báez los identificó, además, como los beneficiarios de un entramado societario que controlaba cuentas bancarias en la Confederación Suiza por las que se habrían canalizado unos 60 millones de dólares entre 2010 y 2013.
Para Casanello, se tuvo por probado que, en enero de 2011, Fariña adquiere a Federico Elaskar con dinero de Báez la financiera SGI Argentina, con oficinas en Puerto Madero, “desde donde se dirigen las operaciones de lavado de la banda y se gestiona la formación de una estructura jurídica y bancaria en el extranjero para albergar el dinero expatriado”, según resumió el juzgado en un informe.

Deja un comentario