Profesionales acusados por infectar a un niño con VIH aún no fueron notificados de la solicitud de juicio en su contra

Se trata de la exgerente de la empresa Hemovida, Isabel Ramona Remis; la exjefa de Hemoterapia del hospital Materno Infantil, Roxana Inés Ponce y el técnico Rafael Fernández.

La fiscal penal Verónica Simensen pidió que sean sometidos a juicio por los delitos de lesiones gravísimas culposas, propagación de enfermedad peligrosa o contagiosa para las personas e incumplimiento de deberes de funcionario público, hechos por los que podrían recibir penas de hasta 15 años de prisión.

Son investigados por el contagio de un niño con VIH mientras estaba internado en el hospital Materno Infantil en el 2012. En aquel año Hemovida tercerizaba el servicio de provisión de sangre al nosocomio.

Por Radio Salta, Roxana Inés Ponce, quien en la actualidad se desempeña como supervisora del Centro Regional del Centro de Hemoterapia, dijo que aún no fue notificada sobre el pedido de juicio en su contra.

Ponce explicó que la única manera en la que no se puede detectar si es que la sangre donada está infectada es cuando el contagio del donante se produjo en el período de “ventana inmunológica” y en ese momento se hizo una extracción.

“Por eso es que se recurre a la sinceridad y responsabilidad de los donantes”, dijo la profesional.


 

Deja un comentario