Propician que el Circuito Güemesiano tenga el Escudo Azul de la Unesco

Se trata de sitios de enorme valor cultural, con antiguas capillas, cementerios y casonas, en las serranías este de la ciudad.

La promoción, revalorización y reconocimiento por la parte de la Unesco del Circuito Güemesiano es uno de los proyectos de fuerte contenido histórico, cultural y turístico que impulsa la Municipalidad de Salta. Con tal motivo la Dirección General de Patrimonio Cultural y Social de la comuna giró al Ministerio de Defensa de la Nación y la Cancillería toda la documentación relacionada con esta iniciativa para la señalización con el Escudo Azul de los monumentos, capillas y cementerios que conforman este valioso patrimonio histórico en el departamento Capital.
Jorge Nieto, director del organismo, explicó que paralelamente a ello se realizan gestiones ante la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, que preside Teresa Anchorena, para la revalorización del paisaje histórico y cultural. “En octubre del año pasado se firmo en la capilla de El Chamical un importante convenio en ese sentido, con la participación de representantes de distintos fortines gauchos, del Instituto Güemesiano y de vecinos”, expresó el funcionario a El Tribuno.
Nieto destacó que el Gobierno nacional reconoce la potestad del municipio Capital en el manejo de su patrimonio y que a partir de la firma del citado convenio se está trabajando en forma conjunta en distintos proyectos patrimoniales, que van desde la puesta en valor de los edificios, la capacitación y declaratorias, como las del Circuito Güemesiano en su carácter de paisaje cultural e histórico. “Desde el punto de vista político, hay todo un compromiso para darle el valor que se merece a estos lugares que están impregnados de tanta historia a partir de la gesta de Güemes”, afirmó Nieto.
El impulsor del proyecto explicó que el Escudo Azul es un sello que impone la Unesco a todos los bienes culturales de las naciones del mundo para que sean conservados y protegidos, especialmente cuando se producen conflictos bélicos. “En Salta los únicos bienes que cuentan con el Escudo Azul son el Cabildo y el edificio de Finca Castañares”, dijo Nieto.
El funcionario señaló que el Circuito Güemesiano reúne todas las condiciones para que sea considerado un patrimonio de la humanidad. “Las capillas, los cementerios y las casonas que hay a lo largo de su recorrido son de un enorme valor cultural y por eso hemos presentado toda la documentación que nos requerían y estamos seguros que serán reconocidos por la Unesco”, dijo, y agregó: “Lógicamente, esto tendrá un gran atractivo para el turismo, por tratarse de un sitio con una rica historia, la que se complementa con su bello paisaje”.

Sitios históricos

El Circuito Güemesiano es un recorrido por sitios donde sucedieron hechos históricos de mucha relevancia para la gesta independentista nacional y sobre todo para el sentir de los salteños. El mismo parte de la ciudad de Salta en dirección a las serranías de la zona este de la ciudad. Se ingresa por el Parque Industrial por la ruta provincial 39, pasando por el paraje La Pedrera. Desde allí se continúa hasta la ruta provincial 48, donde comienza el ascenso a las serranías mencionadas para llegar a Finca la Cruz, donde el general Güemes tenía su cuartel. Por el camino rodeado de una extraordinaria belleza se llega al paraje La Quesera, donde se encuentran la antigua capilla y el cementerio. La capilla fue construida por los Jesuitas a fines del siglo XVII. Fue en este lugar donde el general Martín Miguel de Güemes llegó herido de muerte y recibió el último auxilio médico en su trayecto a la Quebrada de la Horqueta, donde murió el 17 de junio de 1821.
El camino allí se bifurca hacia la derecha hasta la finca El Chamical donde se encuentran la iglesia y el campo santo. La capilla tiene una importancia histórica al haber sido mandada a construir por el general Güemes, lo mismo que el cementerio donde fueron enterrados los restos mortales del Héroe Gaucho antes de ser trasladado al panteón de las Glorias del Norte, en la Catedral de Salta. La iglesia data de fines del siglo XVIII, y según el arquitecto Nieto está ubicada a un costado del antiguo Camino Real y era utilizado como posta de las carretas que se dirigían a Lima, Perú.
Nieto explicó que el edificio muestra una línea de una primitiva arquitectura que está integrada por la capilla y la sacristía. En sus comienzos, el techo fue una enramada de arbustos, la que posteriormente fue reemplazada por trabas de madera dura y caña hueca y cubiertas por tejas. “Un muro liso, cortado por una espadaña en la parte superior constituyen toda la fachada”, graficó el funcionario.

Último tramo

El Circuito Güemesiano se completa retornando hasta la bifurcación de los serpenteantes caminos en dirección norte por donde se llega al monolito en La Cañada de La Horqueta, el sitio donde todos los 17 de junio las autoridades provinciales y el gauchaje rinden homenaje al general Martín Miguel de Güemes en el aniversario de su muerte. Siguiendo en la misma dirección, se desemboca en la autopista de acceso a la ciudad por la ruta nacional 9.

Fuente: El Tribuno Salta


 

Deja un comentario