macri rajoy 22-02-17

Rajoy: “La Argentina ahora es un país en marcha”

Así lo afirmó el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, luego de darle la bienvenida al mandatario argentino Mauricio Macri. Auguró una nueva era en las relaciones bilaterales y celebró el giro político que impulsó el gobierno de Cambiemos.

El foco del primer día del presidente Mauricio Macri en España estaba centrado en la bienvenida de la realeza española. Pero fue su par español, Mariano Rajoy, quien este miércoles se robó la atención con una sola frase: “La Argentina ahora es un país en marcha”.

El mandatario dialogó con un grupo de medios argentinos, y de esta forma selló el clima positivo que el giro político del gobierno de Cambiemos genera en España, y que la Argentina también busca imponer en sus visitas al extranjero.

El presidente argentino no participó de este breve diálogo con la prensa ya que se produjo a la salida de su participación en el Congreso de los Diputados. Rajoy acompañó a Macri al Rolls Royce que luego lo llevaría por las calles de Madrid hasta la Ceremonia de Ofrenda Floral en el Monumento de los Caídos.

“Será una buena visita”, sintetizó Rajoy, quien luego dio por finalizado el diálogo. La reunión oficial entre ambos mandatarios está prevista para este jueves en el Palacio de la Moncloa, donde en privado diseñarán una hoja de ruta en conjunto.

El acuerdo Unión Europa – Mercosur va tomando la forma del corazón comercial de este viaje. El encuentro a puertas cerradas definirá de forma detallada el rol que jugará España ante el bloque que compone para convencer al resto de los miembros de los beneficios de este pacto, en un contexto de mayor proteccionismo con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

Un acuerdo clave para la economía

Esta visita es la señal política del acuerdo, y dentro de un mes se llevarán a cabo en Buenos Aires dos reuniones técnicas para avanzar en este capítulo. Como principal economía del bloque, Brasil está en sintonía para que el pacto se cierre.

El Gobierno confía que a fines de este año podrá anunciar el acuerdo entre los dos bloques, que implicará un impulso comercial y una baja de aranceles en el intercambio.

España deberá hacer su tarea en la primera reunión plenaria de la Unión Europea. Alemania, Italia y Portugal están a favor de este acuerdo, mientras que Francia, Irlanda, Polonia y Hungría son los países difíciles de convencer porque buscan proteger sus economías locales.

Con todo, el viaje dejará en claro que España se vuelve a sentir cómoda con el traje de representante de los intereses de la región ante Europa. La pregunta es cuán pronto logrará convencer al resto de Europa.