Requerimiento a juicio en contra de Gaspar Cinco por intentar matar al niño Amir

El fiscal Ramiro Ramos Ossorio elevó el pedido junto a un escrito que detalla todas las pruebas en contra de Franco Gaspar Cinco, acusado del homicidio de Alejadra y Amir.

El fiscal Ramiro Ramos Ossorio presentó el pedido de requerimiento a juicio en contra de Franco Gaspar Cinco, acusado de “homicidio simple en grado de tentativa” en perjuicio de Amir Párraga (por el intento ocurrido en el Dique Cabra Corral); “homicidio calificado por el medio empleado (veneno)” en perjuicio de Amir Párraga; y “homicidio  doblemente calificado por la relación de pareja y por el medio utilizado” en perjuicio de Alejandra Ximena Párraga, en calidad de autor material.

El 5  e junio Gaspar se presentó en la casa de Alejandra, entraron a la habitación y le entregó una botella supuestamente con “agua bendita”, en realidad contenía potasio de cianuro diluido en agua. La joven se lo dio al pequeño que estaba enfermo con el objetivo de que se aliviara.  Alejandra tomó un sorbo para convencerlo.

En la habitación el pequeño estaba jugando con otro niño, que pertenece al grupo familiar. Según las pruebas recabadas, Amir solamente dio un grito desgarrador y se desvaneció, su mamá desesperada intentó reanimarlo mientras Gaspar ocultó la botella en un ropero y salió de la pieza, “para no poner en riesgo su propia integridad corporal respecto de la situación por él creada”.

Los padres y hermanas de la joven acudieron en su ayuda, comenzaron a darle respiración boca a boca y al ver que no volvía en sí, se lo llevaron a la clínica, dejando a Alejandra tendida en el suelo, desmayada, pensando que era presa de una crisis nerviosa, cuando en realidad atravesaba los síntomas del envenenamiento.

La autopsia determinó el altísimo grado de deterioro que sufrieron Alejandra y Amir, quienes perdieron la vida con una diferencia de 30 minutos. Él en una clínica privada y ella en el hospital San Bernardo.

En un extenso escrito, el fiscal sostuvo que “hubo un claro accionar premeditado”, para deshacerse del pequeño Amir, algo que había intentado en otra ocasión, cuando quedó probado que “intentó arrojarlo en un barranco en el Dique Cabra Corral”. Mirando cómo la criatura pendía de unas piedras apareció un pescador que sin dudarlo lo auxilió.

Peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), analizaron el celular del acusado y encontraron numerosos mensajes comprometedores, en los que hizo público a personas de su entorno “su intención de desaparecer al niño, porque lo consideraba un estorbo en la relación”.

Gaspar Cinco “ya había tomado la determinación de acabar con la existencia del pequeño, procurando incluso que sea un tercero quien se ocupe de eliminar a Amir, y precisamente en dicho afán, el mismo acudió a diferentes conocidos, entre ellos un compañero de escuela, a quien no veía desde hacía años”, explicaron. A este le ofreció 10.000 pesos pero el chico se negó rotundamente.

Luego intentó contratar un sicario, pero no lo logró. El fiscal asegura que también inició un proceso para adquirir un arma, pero “que los trámites y el costo que ello significaba lo hicieron desistir”. Finalmente le envió mensajes a conocidos asegurando que “buscaré veneno nomás”.

 

Alejandra Párraga

El día previo mantuvo una conversación con Alejandra, ella le dijo que el niño estaba molesto, él le propuso llevarlo a la plaza, ella aceptó y le dijo estar cansada por las labores propias de la maternidad a lo que él contestó “está como fiera encerrada”. En ese contexto ella le dijo que “quería exorcizarlo” y así aprovechó, le propuso darle agua bendita.

Finalmente el fiscal probó que fue el propio Gaspar quien compró el veneno en un laboratorio ubicado en la calle 12 de Octubre, el pote dice “Biopack -Potasio Cianuro”, de 500 gramos. La propietaria del local lo reconoció cuando declaró. Tras realizar la mortal mezcla el acusado arrojó el pote en el canal de la calle Coronel Vidt.


 

 

Deja un comentario