Salta Basket desaprovechó su localía y perdió 71 a 65 con San Martín

El rojinegro correntino no perdonó, lo ganó 71 a 65 y si triunfa el sábado en el Litoral, los infernales quedarán eliminados.

Las paredes del estadio Delmi retumbaba el grito seco de “esta noche cueste lo que cueste..”. Colmado y acorde a los cuartos de final en el Súper 20 de la Liga Nacional, Salta Basket no pudo ayer con San Martín de Corrientes, que no perdonó y se llevó el primer duelo de la serie. El partido terminó 71 a 65 y si el conjunto salteño no gana el sábado en el Litoral, quedará eliminado.

El primer cuarto fue como se esperaba en la previa: imprecisiones en ataque, debido a las sólidas defensas de ambos equipos, aunque con mayor comodidad para el conjunto visitante. A medida que pasaron los minutos, el elenco infernal se acomodó y encontró algunos huecos, pero los rojinegros hicieron todo difícil para Salta Basket; propusieron un encuentro muy incomodo y se llevaron el tramo por 19 a 14.

El segundo cuarto comenzó con San Martín muy fino en los tiros y el marcador comenzó a alejarse a favor de la visita. El equipo dirigido por Ricardo De Cecco volvió a acercarse y cuando se ponía a tiro, el rojinegro se despertó. Algunos fallos del árbitro Leandro Lezcano molestaron y provocaron la reacción del público. El aliento se hizo sentir y esta vez, el conjunto local ganó el cuarto (19 a 16), pero siguió abajo en el parcial: 35 a 33 a favor de San Martín.

La etapa complementaria arrancó con otras malas decisiones de los dos equipos y recién dos minutos después los correntinos lograron anotar. Salta Basket reaccionó de la mano de Ricky Harris, que en un minuto anotó un doble y un triple para dar vuelta el resultado. Pablo Espinoza hizo su presentación con una terrible volcada y la gente explotó.

Los correntinos no dejaron de presionar y los infernales tampoco. Se hizo un interesante juego de ida y vuelta, con cambios constantes en el marcador y cuando se consumía el tercer cuarto, Alejandro Zilli perdió la pelota, bien aprovechada por San Martín que se alejó de nuevo. El rojinegro se llevó el cuarto (20 a 16) y 55 a 49, para llegar a los diez minutos finales seis puntos arriba.

Un triple de Pablo Bruna en el inicio del período final le dio vida al equipo provincial, pero un error propio lo llevó a San Martín a quedar con los necesarios puntos de ventaja para bajar la persiana del juego. La actitud y la intensidad, como anunció Diego Gerbaudo en la previa, jamás se negociaron y pese al empuje, los de Corrientes lograron un gran triunfo por 71 a 65.

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*