juan carlos romero el senador

Salta, como sede permanente del Plan Belgrano

Proyecto del senador Romero y que también firman Fiore y Urtubey.

El senador nacional Juan Carlos Romero presentó un proyecto en el que solicita al Poder Ejecutivo nacional que designe a la provincia de Salta como sede física del denominado Plan Belgrano para el desarrollo del noroeste y noreste del país.

La iniciativa que presentó Romero en la Cámara Alta nacional también lleva las firmas de sus pares salteños, Rodolfo Urtubey y Cristina Fiore.

Se fundamenta en que la decisión marcaría “el cambio de perfil de un país centrado en el puerto de Buenos Aires hacia otro distinto, en el cual la voz de nuestras regiones norteñas pueda escucharse con mayor claridad en las decisiones que históricamente se toman a cientos de kilómetros de nuestras provincias más pobres”.

En los fundamentos del proyecto se señala que la designación de Salta como sede física representaría “una decisión de marcado carácter federal, reforzando la impronta que el plan ya posee”.

Agrega que, a la vez, marcaría “el cambio de perfil de un país centrado en el puerto de Buenos Aires hacia otro distinto, en el cual la voz de nuestras regiones norteñas pueda escucharse, con mayor claridad, en las decisiones que históricamente se toman a cientos de kilómetros de nuestras provincias más pobres”.

Los senadores salteños manifiestan la necesidad de que la sede física del Plan Belgrano “se encuentre ubicada en el mismo norte de nuestro país, siendo la provincia de Salta, la candidata natural para hospedar a dicha sede”.

A la par de considerar que las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones hacen posible que la proximidad física entre organismos gubernamentales ya no sea un factor ineludible, se señala que “si bien las necesidades de las provincias norteñas en material de telecomunicaciones aún son abundantes, el enlace desde la eventual sede en Salta y los organismos del Poder Ejecutivo Nacional en Buenos Aires no presentaría escollos insalvables”.

Entre las ventajas, en los fundamentos del proyecto, también se menciona que la sede permanente en Salta “permitiría aumentar el nivel de coordinación con los gobiernos provinciales involucrados”, a la vez que “brindaría una inmejorable posición para efectuar el correcto y oportuno control del grado de ejecución de as políticas implementadas por el Gobierno nacional”.