San Lorenzo perdió con Danubio y se despidió de la Libertadores

Con un gol de Viana, el “Ciclón” cayó 1-0 en el Nuevo Gasómetro. Además, el San Pablo superó 2 a 0 al Corinthians y lo acompañará a la siguiente fase.

Con la obligación de ganar y esperar un resultado favorable en el clásico paulista, San Lorenzo recibió este miércoles al Danubio con la ilusión de conseguir la agónica clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América. El antecedente de la edición pasada y las limitaciones del equipo uruguayo permitían soñar a los fanáticos que colmaron al Nuevo Gasómetro.

Sólo tuvieron que transcurrir 24 segundos para que el “Cuervo” demuestre sus garras. La sociedad entre Leandro Romagnoli y Mauro Matos exigió a Franco Torgnacioli, quien tuvo que achicar velozmente para evitar la prematura conquista.

En cambio, como los orientales no tenían ninguna presión, complicaron al dueño de casa a partir de la individualidad de Ignacio Gonzalez. La resistencia visitante no era el único inconveniente para el “Ciclón”, ya que las noticias que llegaban desde Brasil no eran para nada favorables: con superioridad numérica, el San Pablo le ganaba 2 a 0 al Corinthians.

Ni siquiera el mano a mano que tuvo Martín Cauteruccio, antes de llegar al descanso colaboró con las esperanzas blaugranas. El ex Quilmes se la picó al arquero y cuando todo indicaba que la jugada iba a concluir en la red, la notable reacción de Matías de los Santos ahogó el grito argentino.

En el complemento, Torgnacioli volvió a lucirse con una intervención sobre el delantero uruguayo. Las constantes ocasiones desperdiciadas desesperaban a un público que se fue apagando con el transcurso de los minutos.

El gol de Agustín Viana confirmó la catástrofe: el campeón defensor no logró gestar la hazaña. Los esquemas conservadores impuestos en el pasado y la falta de recambio en un plantel desgastado fueron algunas de las razones del fracaso porteño. Los tres goles convertidos en los seis compromisos son un claro ejemplo de ello. En el Grupo 2, los que avanzaron a la siguiente instancia fueron los paulistas. La alegría fue solo brasileña.

Deja un comentario