Santos y el ELN dan un primer paso concreto hacia la paz

El Gobierno y la segunda guerrilla de Colombia anunciaron un cese del fuego bilateral que comenzará el 1° de octubre. El acuerdo, fijado hasta el 12 de enero de 2018 y prorrogable, llega en vísperas del arribo del Papa.

El Gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron un alto el fuego y de hostilidades que regirá entre el 1° de octubre próximo y el 12 de enero de 2018, con posibilidades de ser prorrogado. El trascendente anuncio fue formulado dos días antes de la llegada al país del papa Francisco para una vista pastoral.

Las partes, que iniciaron un proceso de paz en febrero, habían indicado hacía varios días que estaban discutiendo ese tema y que esperaban hacer un anuncio importante antes de la visita del pontífice argentino, quien ha dicho que quiere contribuir a la reconciliación de los colombianos tras más de cinco décadas de conflicto armado.

El presidente Juan Manuel Santos hizo el anuncio en Bogotá y destacó la coincidencia de que hace cinco años reveló al país que, tras varios meses de contactos informales con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), su gobierno se disponía a iniciar un proceso de paz con ese grupo.

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente cinco años después de que anunciamos el acuerdo marco con las Farc que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el ELN”, afirmó Santos.“El Papa llega entonces en un momento único de nuestra historia, cuando volteamos la página de un conflicto absurdo y encaramos con ilusión el futuro”, añadió el mandatario en referencia al acuerdo de paz que su gobierno firmó en noviembre de 2016 con las Farc.

Poco después, las delegaciones del Gobierno y del ELN divulgaron en Quito un comunicado que confirmó el anuncio hecho en Bogotá.

Según el acuerdo, Naciones Unidas y la Iglesia Católica estarán encargados de verificar el cumplimiento de la tregua y de informar cualquier incidente a fin de evitar el quiebre del mismo.

“Este acuerdo es, sin lugar a dudas, el más importante acuerdo al que hemos llegado”, señaló el jefe del equipo negociador gubernamental, Juan Camilo Restrepo, quien aclaró que no es simplemente un silenciamiento de fusiles, sino “sobre todo un acuerdo para ir aliviando las tribulaciones sobre la sociedad civil”.

El primer milagro

Restrepo destacó que se trata del primer acuerdo de tregua bilateral con el ELN, que surgió en 1964, casi al mismo tiempo que las Farc.

“El primer milagro de la visita del papa Francisco a Colombia es este cese”, dijo a su turno el jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, quien expresó que la medida busca que haya un alivio para la población que de manera directa recibe los efectos de la situación.

En el texto firmado por las partes, el ELN se comprometió a suspender los secuestros, los ataques contra la infraestructura del país y el reclutamiento forzado, mientras que el Gobierno acordó fortalecer la protección de líderes sociales, mejorar las condiciones de los miembros del ELN encarcelados y agilizar la aplicación de una ley que impide judicializar varios tipos de protesta social.

Santos agregó que Francisco llegará a una Colombia que todavía tiene muchos problemas, entre ellos la pobreza y la desigualdad, pero que es hoy un país mejor que antes, tras el acuerdo de paz con las Farc.

Por la reconciliación: el eje central de un viaje

Francisco estará desde hoy hasta el domingo en Colombia.

La reconciliación es uno de los ejes  del viaje del Papa a un país que acaba de cerrar un enfrentamiento armado que dejó más de 250 mil muertos, siete millones de desplazados y decenas de miles de desaparecidos.


 

Deja un comentario