Se viene un Federal A más caro

El Consejo Federal impuso para este año un 80 por ciento de aumento en las entradas populares. Otro atenuante para el seguidor de Juventud y de Gimnasia.

El torneo Federal A cada año pierde más atractivo para el público salteño. Es una realidad y las canchas poco pobladas y semi-vacías ya en el campeonato pasado fue el más elocuente ejemplo del hastío generalizado entre los hinchas. Y ya no pasa por el nivel de competitividad de los torneos y las zonas o por el atractivo en sí de las competencias; sino por el descrédito hacia los proyectos y la escasa identidad. Ese escepticismo no nació de la nada, sino que fue una gradual consecuencia de frustraciones acumuladas que de a poco van minando la paciencia del hincha, con equipos que prometen ascensos y gloria, pero que terminan diluyéndose sistemáticamente en fracasos en los últimos once años.
Si a todo esto, que sin dudas es un factor influyente en la baja concurrencia a los estadios en las últimas temporadas de los equipos salteños, le añadimos un atenuante igualmente incidente, como es el consecuente efecto de la inflación en el fútbol argentino y el brusco aumento en los valores de las entradas impuesto por el Consejo Federal de la AFA, nos encontraremos con un panorama que confabulará con esos intentos por recuperar el entusiasmo del público, lo que hoy desde las dirigencias de Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro se intenta reconquistar con las nuevas modalidades dentro de la masa societaria, como lo es la figura del socio del fútbol, para amalgamar el sentido de compromiso del hincha salteño con los beneficios que podría llegar a adquirir en caso de asociarse.
El CF estableció para la temporada que se inaugurará el domingo que el precio mínimo que deben estipular los clubes para la entrada general es de 180 pesos, y el máximo (que seguramente se fijarán para los clásicos entre santos y albos del 14 de octubre y del 2 de diciembre) será de 200 pesos. Si se tiene en cuenta que en la temporada anterior, el ente rector del fútbol del interior establecía la popular entre 100 y 130 pesos, estamos hablando de un 80 por ciento de diferencia en tan solo un año. Y de más de un 150 por ciento de aumento si se tienen en cuenta los 70 pesos de piso impuestos en el torneo del 2015.
Con esta realidad, deducimos que una familia tipo, con uno o dos hijos, que no esté asociada y que desee asistir a la cancha para ver un partido corriente de su equipo en el Federal A deberá disponer entre 500 y 600 pesos por fin de semana, si se contempla el gasto en entradas del grupo familiar, más el transporte público o el combustible y estacionamiento y gastos eventuales, como ser el infaltable choripán y la gaseosa. Ante este panorama, desde las dirigencias plantean que este contratiempo instalado desde la organización del torneo y no de los clubes, convierte al momento en oportuno para que el hincha se haga socio y se comprometa.
Por otra parte, este golpe a los bolsillos del hincha será mucho más minimizado y disimulado siempre y cuando el simpatizante antoniano y el millonario tengan la certeza de que están pagando por calidad, por buenas campañas, por identificación, por equipos que den gusto ver jugar y por ilusiones de ascenso sostenidas con proyectos con consistencia. Porque todo va de la mano.
Los hinchas consultados consideran excesivo el aumento, pero no ven a eso como un obstáculo para ir a alentar a su equipo y se abrazan a la ilusión de “recibir” algo acorde a lo que pagan. Por su parte, los dirigentes cruzan los dedos para que este sacudón no afecte la concurrencia en un torneo que de por sí quedó bastante devaluado en la consideración popular de los hinchas de Salta, por los antecedentes deportivos magros de los últimos años. “Desde el lunes lanzaremos la promoción para los socios del fútbol y pondremos a disposición un cuadro comparativo donde muestre lo que se ahorrará el socio del fútbol”, expresó al respecto el titular de la subcomisión de fútbol de Gimnasia, Juan Carlos Ibire, en diálogo con El Tribuno. Para Daniel Domínguez, vicepresidente de Juventud, “los precios se adecúan a los valores actuales, pero la concurrencia dependerá de los resultados”.

 

La progresión

En cuatro años la entrada popular sufrió un aumento de más del 200 % en los clubes salteños, para el Federal A.

En 2013/14

Entre 55 y 70 pesos: Lejanos quedaron aquellos tiempo cuando la entrada popular costaba $55 en el 2013, tanto para Gimnasia como para Juventud. Al año siguiente ya costaba $70.

En 2015

En el segundo semestre la popular registraba un valor de 80 pesos, un aumento mínimo con respecto a la temporada anterior.

En 2016/17

Las subas comenzaron a sentirse: En el primer semestre, la entrada general costaba $100, pero se modificó en el segundo semestre: pasó a costar 120 pesos. En sus últimos dos partidos, Juventud llegó a cobrar $140.

Deja un comentario