“Somos un espacio de consumo de paco, marihuana y cocaína”

Un día después de haber visitado la ciudad de Salta, donde inauguró un dispositivo de abordaje de las adicciones, Roberto Moro, titular de la Sedronar, participó en Jujuy de la puesta en marcha de un sistema de radares y otro dispositivo para atender a personas con problemas de adicciones. 

Minutos antes del acto, Moro dialogó con El Tribuno de Jujuy sobre la situación actual del país respecto del narcotráfico y las políticas de prevención que viene implementando el Gobierno nacional. El funcionario dijo que para abordar la regulación del cannabis para uso medicinal, se deben tener en cuenta otros puntos. Moro también tuvo críticas para el gobierno kirchnerista, al tiempo que dijo que tuvieron que ordenar varias cosas.

Siempre estuvo en discusión si nuestro país era de tránsito o de consumo y producción de drogas, ¿qué lugar ocupa actualmente Argentina en esta dicotomía? 
Argentina dejó hace unos años de ser un lugar de tránsito de las drogas para convertirse en espacio de consumo, sobre todo de paco, marihuana y cocaína. En este panorama podemos identificar que son los jóvenes de entre 12 y 17 años los más afectados por las drogas, y a los cuales debemos ayudar para que salgan adelante y se reintegren a la sociedad. Por eso, debemos fortalecer las instituciones dedicadas a la contención de los jóvenes, como los clubes deportivos y las asociaciones dedicadas al tratamiento de las adicciones. Es un trabajo que deben incluir y sumar los esfuerzos de todos, del Gobierno de los organismos civiles y de la familia. No somos felices viendo a pibes sumergidos en el paco y somos conscientes de que nunca es suficiente lo que se haga, pero tenemos la voluntad de seguir trabajando, a conciencia y con todos los actores sociales.

Con este panorama, ¿creé que es conveniente el debate sobre la regularización del cannabis para uso medicinal?
Hasta que no tengamos lugares en todo el país que asistan a nuestros jóvenes, ni más programas preventivos estratégicos para abordar las adicciones en toda la Argentina, es difícil que podamos poner sobre la mesa este tipo de cuestiones. Estamos dispuesto a generar el diálogo para empezar su estudio como ocurrió en Uruguay, siempre y cuando podamos garantizar otras condiciones. El diálogo está abierto y vamos a escuchar a todos, tanto los que están a favor como en contra.

¿Cree que las políticas públicas implementadas hasta ahora son suficientes para cubrir las expectativas creadas?
Venimos haciendo un trabajo a conciencia en todo el país, sin ir más lejos es la quinta vez que visito la provincia de Jujuy, lugar donde consideró hay un decisión política importante para combatir el narcotráfico en todas sus dimensiones. Hay una fuerte decisión del presidente Mauricio Macri y de todo el Gobierno de luchar con este flagelo no solo con acciones concretas en todas las provincias, sino construyendo un modelo preventivo fuerte para evitar que cada vez más jóvenes se inicien en el consumo indebido de estupefacientes. Estamos trabajando para este propósito con la implementación de nuevas tecnologías, pero sin descuidar la creación y profundización de programas preventivos integrales, tanto para jóvenes como adultos en situación de vulnerabilidad, involucrando a organizaciones civiles y sociales.

¿En la gestión anterior se tuvo en cuenta estos ejes de trabajo para poder avanzar sobre estos temas?
Desde el comienzo no fue fácil la tarea debido a que el gobierno anterior no trabajó de una forma coordinada entre Nación, Provincia y municipio. Por eso es muy importante lo que se hizo a partir de que asumimos en esta secretaria con programas preventivos y generando la accesibilidad a la tratamientos en cada pueblo, ciudad y barrio de nuestro país. En este sentido, reactivamos dos instituciones claves para esta misión; el Consejo Federal de la Droga y el Observatorio Argentino de Drogas (OAD). Esto permitió un acercamiento a las provincia para poder trabajar en problemas comunes y darle la voz que necesitaban y que antes no tenían. Nuestra intención es poder llegar con esta iniciativa a los jóvenes y a las familias que necesitan nuestra ayuda.

¿Cuál es el objetivo que pretende cumplir finalizados los cuatro años de gestión?
Al finalizar la gestión, queremos dejar instalado un modelo de gestión pública federal que perdure durante muchos años, en el que exista la obligación de que siempre trabajen juntos Nación, Provincia y municipio. Donde sea prioritario que se respete la diversidad de nuestras regiones y sus culturas. Estamos en camino a esos objetivos, trabajando codo a codo, con todos los protagonistas.

La inauguración del nuevo sistema de radares en la ciudad de La Quiaca, ¿tiene que ver con este modelo que buscan promover?
La decisión de dotar a ciudades como La Quiaca de un sistema de radares y con instituciones de carácter preventivo es un paso sumamente importante. Pero no tiene sentido si no se complementa con un servicio de salud pública, que buscamos sea cada vez más fuerte y esté al servicio de los ciudadanos. Además es bueno decir que a partir de la implementación de estas políticas públicas, surgió un fuerte compromiso de la comunidad que empezó a organizarse. Por ejemplo, organizaciones como Madres del Paco, clubes y organismos civiles, como así también familiares de jóvenes que se encuentran sumergidos en el mundo de las drogas, son fundamentales para que este proceso llegue a buen puerto.

Por Francisco Palacios


 

Deja un comentario