Submarino ARA San Juan: MauricioMacri pidió “respetar a los familiares” y “bajar la ansiedad” por entender lo que pasó

El Presidente rompió el silencio y habló por primera vez luego de que el Gobierno confirmara que no hay esperanza de encontrar a los submarinistas con vida.

Mauricio Macri rompió el silencio en torno al submarino ARA San Juan. Casi una semana después de que la Armada Argentina confirmara que no hay esperanza de encontrar a los 44 tripulantes con vida, el Presidente pidió “respetar los tiempos de los familiares” y “bajar la ansiedad” por entender lo que pasó. “Demos prioridad a la búsqueda”, insistió.

Finalmente, pese a lo que se había especulado, Macri prefirió hablar en vivo sobre el tema y no recurrió al formato de mensaje grabado. Así, al cabo de su visita a la localidad entrerriana de San Benito, se acercó a los periodistas locales para responder algunas preguntas.

La consulta sobre las últimas llamadas que realizó el capitán del submarino capitán Pedro Martín Fernández, comandante del submarino ARA San Juan, a la base naval de Mar del Plata desencadenaron una reflexión del mandatario: “”Hoy estamos y seguiremos con la búsqueda: para entender lo que pasó, tenemos tiempo. Por eso le pido a todos que bajemos la ansiedad y demos prioridad a la búsqueda y a respetar los tiempos de los familiares”.

“Lo más importante -indicó Macri- en este momento tan doloroso para los argentinos y especialmente doloroso para los familiares es que seamos respetuosos de ese dolor”.

En tanto, comienzan a desalojar a los familiares de los hoteles que paga la Armada.

Desde hace más de dos semanas la Armada les da alojamiento, comida, transporte y atención integral a la mayoría de los familiares de los 44 tripulantes del submarino que vienen del interior.

Otra madre de un suboficial dijo a LA NACION que le comentaron que el hotel en el que están alojados a costo de la Armada -se reparten entre el Antártida y el Tierra del Fuego- tiene todas sus camas reservadas a partir del 15 para familias del personal de la fuerza que veranean en la ciudad. Entendió que para entonces deberán liberar las habitaciones. “Si es necesario dormiré en la puerta de la Base Naval”, afirmó, segura de no abandonar la ciudad hasta no saber dónde está su hijo.

Deja un comentario