River goleó en Colombia en su debut en la Copa Libertadores

El equipo de Gallardo derrotó 3 a 1 a Independiente de Medellín, con goles de Alario, de penal,  Driussi y Martínez Quarta; descontó Quinteros de penal a los 45 del segundo tiempo, por la primera fecha de la fase de grupos del certamen continental.

Apenas 26 minutos. Pese al agua acumulada en el campo de juego y la lluvia incesante, el árbitro Wilton Sampaio y las demás autoridades decidieron jugar el partido en Medellín. Y el término jugar fue tragicómico, porque lo que menos hubo fue juego. Unos minutos de waterpolo, en donde la pelota no pudo rodar por el suelo. Imposible para Independiente de Medellín y para River.

Casi imposible analizar un desarrollo bajo esas condiciones. Bochazos, intentos de superar los charcos, caídas y no mucho más. Agua por aquí y allá. Entonces, pasada la mitad del primer tiempo, el árbitro decidió llamar a los capitanes y parar el partido. Se fueron a los vestuarios tanto los jugadores como las autoridades a la espera de una decisión. Después de una hora, con la merma de la lluvia y el secado del campo, se reanudó.