Tras una pelea estudiantil, hubo 43 demorados y tensión en una comisaría

Los disturbios ocurrieron en el monumento a Güemes. Hubo un despliegue policial en todo el macrocentro. Tras el reclamo de los padres, los chicos fueron liberados.

Era un típico “viernes estudiantil” en la zona del Monumento al General Güemes. Pero a las 14, ese clima festivo se opacó por una pelea entre adolescentes de varios colegios. Hubo corridas, un despliegue policial por todo el macrocentro y 43 adolescentes demorados.
Anoche, tras un clima de tensión en la Comisaría Novena, fueron liberados los últimos 17 chicos de entre 14 y 17 años.
Allí, cerca de las 22, sus padres y familiares se oponían a que los trasladaran al Centro de atención a jóvenes en conflicto con la ley penal, ubicado en barrio Castañares.
Para los 17 chicos que estuvieron demorados en esa dependencia, los disturbios se judicializaron. Según fuentes policiales, hubo automóviles y camionetas dañadas. Por eso, se hizo una consulta al juez de Menores III, Esteban Fernández, quien, en primera instancia, había citado a los padres a una audiencia para hoy.
En la comisaría, mientras los familiares reclamaban por la libertad de los jóvenes, una mamá se desmayó, hubo gritos y momentos tensos. “No vamos a dejar que se lleven a nuestros chicos. Liberenlos ahora”, clamaban algunos adultos. Hasta una mujer amenazaba con quitarse la vida si su hijo terminaba alojado en Castañares.
La situación en la Comisaría Primera, donde cayó la mayoría de los adolescentes, el desenlace fue más tranquilo. Es que allí todo quedó en una contravención por participar o incitar a una pelea, lo que se enmarca en el artículo 45 de la ley 7135.
En la Novena, tras la insistencia de los padres, los chicos fueron liberados. En esa unidad, los uniformados llamaron uno por uno a los padres para que firmaran documentación y se los llevaran a casa. Afuera, incluso, los esperaban algunos de sus compañeros.
De acuerdo con el relato de distintos jóvenes, padres y vecinos, tras la pelea que se originó en el Monumento al General Güemes, un grupo de chicos se desplazó hasta la zona del parque San Martín. Allí fueron arrestados y llevados a la Novena. En cambio, aquellos que la Policía detuvo en la zona céntrica, terminaron en la Primera.
En las redes sociales y páginas de internet circularon fotos que mostraban cómo eran trasladados los menores en las cajas de las camionetas.
“Hay tantos delincuentes libres y a los chicos los tienen horas adentro”, se quejaban algunos padres anoche en la Novena, detrás se escuchaba el llanto de otros jóvenes que clamaban por la libertad de sus hermanos y compañeros.
“Seguro que entre los que están detenidos hay algunos que se pelaron y generaron los disturbios, pero no son todos”, dijo otra madre.

Deja un comentario