ttt

Trump firma orden para revisar visas de trabajo y compras en el exterior

La medida contempla evaluaciones internas antes de la concesión de contratos por parte de las dependencias del Gobierno y alcanza al sistema de visado H1-B de trabajadores migrantes calificados, habitualmente utilizado por compañías tecnológicas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que habilita una revisión de las visas de trabajadores extranjeros calificados, en el marco de la política “Compre estadounidense, contrate estadounidense” impulsada por el Gobierno.

“Estamos enviando una señal poderosa al mundo de que defenderemos a nuestros trabajadores, protegeremos el empleo y finalmente pondremos a Estados Unidos primero”, dijo Trump antes de firmar la orden en su visita a una fábrica en el estado de Wisconsin.

Trump reiteró que analizará con lupa todas las relaciones comerciales y criticó a su vecino Canadá.

La medida contempla evaluaciones internas antes de la concesión de contratos por parte de las dependencias del Gobierno. Las autoridades federales deben elaborar propuestas de reforma para poder implementar el “Compre estadounidense, contrate estadounidense”.

Trump dijo que en el pasado, demasiados encargos fueron a empresas extranjeras en perjuicio de fábricas y empleos en Estados Unidos.

Poco antes de firmar la orden ejecutiva, el presidente Donald Trump dijo que “vamos a defender a nuestros trabajadores, proteger nuestros empleos y poner finalmente a Estados Unidos primero”, durante un discurso en una fábrica de herramientas en Kenosha, Wisconsin.

“Ya no vamos a permitir a los países extranjeros que hagan fraude para expulsar a nuestros productores y trabajadores de los contratos federales” de EEUU, declaró Trump.

“Vamos a investigar todos y cada uno de los acuerdos comerciales que socaven la normativa” de “Compra estadounidense”, agregó.

Con respecto a las visas, la orden alcanza el sistema de visado H1-B de trabajadores migrantes calificados, habitualmente utilizado por compañías tecnológicas.

“Creemos que los trabajos primero deben ser ofrecidos a los trabajadores estadounidenses”, dijo Trump, al considerar que se cometieron abusos en el uso del programa para contratar trabajadores extranjeros y pagar menos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, firma la orden ejecutiva relativa a las vistas de trabajo y el comercio exterior luego de pronunciar un discurso en una fábrica de herramientas en Kenosha, Wisconsin.
El presidente de EEUU, Donald Trump, firma la orden ejecutiva relativa a las vistas de trabajo y el comercio exterior luego de pronunciar un discurso en una fábrica de herramientas en Kenosha, Wisconsin.

Según la Casa Blanca, el 80% de los beneficiarios de esa visa cobran menos del salario medio en sus respectivos campos de trabajo, y su objetivo es pasar del sistema actual, basado en una lotería, a otro que dé prioridad a “los trabajadores más cualificados”, sin usarlo para “reemplazar a estadounidenses”, en palabras de Trump.

A comienzos de abril, autoridades de migración de Estados Unidos habían anunciado que revisarían este sistema para evitar abusos.

Una de las promesas centrales de campaña de Trump fue crear nuevos empleos para los trabajadores estadounidenses y acusó varias veces a importantes socios comerciales de Estados Unidos como China o Alemania de obtener ganancias enormes en su comercio con Estados Unidos en detrimento de los empleos estadounidenses.

Estados Unidos ya anunció, además, que renegociará el Acuerdo de Libre Comercio para América del Norte (Nafta) con Canadá y México, al que calificó este martes como “desastre”.

Trump incluyó a Canadá en sus ataques y acusó al país vecino de llevar adelante prácticas desleales con la leche. La industria lechera estadounidense acusó hace poco a Canadá de que, en el marco de una nueva política de precios, estaba llegando leche cada vez más barata a Estados Unidos. Además, señaló, Canadá bloquea por otra parte la importación de leche estadounidense, lo que lleva a considerables perjuicios económicos para los productores estadounidenses.

La industria lechera había pedido ayuda a Trump. El diario “The Washington Post” habló en un informe de “una guerra comercial en torno a la leche”. Trump habló en su discurso en Wisconsin de “cosas terribles” en detrimento de los lecheros estadounidenses.