Turquía bloquea las redes sociales para impedir que se difundan fotos del fiscal asesinado

La Justicia de ese país volvió a prohibir el acceso a Twitter, Facebook y Youtube, esta vez, para que no se filtren imágenes del jurista que la semana pasada fue secuestrado en su despacho y cuyo intento de liberación finalizó con su muerte.

Nuevamente, en Turquía hoy no se puede acceder a Twitter, Facebook y Youtube. Esta vez, la Justicia de ese país determinó bloquear esas páginas para impedir la difusión de fotos del fiscal secuestrado la semana pasada por militantes de extrema izquierda y cuyo intento de liberación finalizó con su muerte.

Un mensaje de la Autoridad Administrativa de Telecomunicaciones colgado en YouTube indica que esta prohibición fue ordenada como “medida administrativa”. Se trata del primer bloqueo de esta envergadura desde el decretado hace un año para impedir la difusión de acusaciones de corrupción contra el gobierno.

Según la página web del diario Hurriyet, esta medida fue tomada después de que una decisión de la justicia ordenara el bloqueo de 166 sitios que habían difundido la foto del magistrado, incluidos Facebook, Twitter y YouTube.

El bloqueo se ha impuesto de forma irregular, dependiendo de los proveedores y, según Hurriyet, ya ha sido levantado en el caso de Facebook tras comprometerse la empresa a eliminar las fotos del fiscal.

El fiscal Mehmet Selim Kiraz fue secuestrado en su despacho el 31 de marzo y retenido durante más de seis horas por dos militantes armados de un grupo de extrema izquierda turco, que publicó su fotografía en las redes sociales con una pistola en la sien. El magistrado murió y sus dos secuestradores murieron tras una intervención de la policía.

Al día siguiente, la justicia turca abrió una investigación contra cuatro periódicos turcos acusados de haber publicado esta fotografía.

Control

Desde hace un año, el gobierno turco ha aprobado varias medidas controvertidas para intentar controlar internet y las redes sociales, a las que culpan de difundir las acusaciones de corrupción contra el presidente Recep Tayyip Erdogan y varios miembros de su equipo.

En marzo de 2014, Erdogan ordenó el bloqueo momentáneo de Facebook y Twitter.

El parlamento turco votó el mes pasado una disposición que autoriza al gobierno a bloquear una página web sin el permiso de la justicia, una disposición que, sin embargo, había sido censurada por el Tribunal Constitucional el año pasado.

Deja un comentario