Un caso en el que la Justicia falló a favor de la empresa

Verónica Krutti compró una camioneta cero kilómetro que resultó no serlo.

Pese a que hay casos en que el abuso por parte de las empresas es más que obvio, la Justicia no siempre falla a favor de los derechos de los consumidores.

Un ejemplo claro es el caso de Verónica Krutti, quien compró en 2001 una camioneta Partner Patagónica en una concesionaria que poco después cerró.

El vehículo, que se suponía recién salido de fábrica, empezó a mostrar desde el primer día desperfectos. En 2002 la mujer llevó su caso a los tribunales y aún espera un justo resarcimiento.

Pericias incontrastable y cinco fallos le dieron la derecha a sus reclamos, pero las sentencias indemnizatorias nunca tuvieron en cuenta los perjuicios que ella, su esposo y sus dos hijos sufrieron con la camioneta que, desde 2008, está definitivamente abandonada en la vereda de su casa.

Indemnización

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta condenó a Peugeot Citr”en Argentina SA a pagarle una indemnización, pero solo del 62% del valor de una Partner modelo 2001, más otra suma de $200 por gastos de acarreo de hace doce años.

La causa iniciada por Krutti en 2002 llegó hasta la Corte Suprema y, en base al expediente judicial, la Secretaría de Defensa del Consumidor de la Provincia le aplicó, en su momento, una fuerte multa a la empresa demanda.

La Corte de Justicia finalmente dictaminó un monto muy por debajo de las expectativas de la usuaria, que después de 13 años se encuentra con un resarcimiento injusto que no compensa los años de lucha judicial y, mucho menos, le permite reemplazar el bien del que nunca pudo llegar a disfrutar.

Publicidad engañosa para vender más

Un ejemplo típico de publicidad engañosa se produce cuando un cliente se dirige a una concesionaria de autos para comprar un plan ahorro y el empleado le dice que tendrá beneficios como cuotas fijas, bonificación del flete y posibilidad de elegir entre varias compañías de seguro. Nadie lee los contratos y se da por sentado que lo que dijo el empleado es lo que dice el papel. Los reclamos llegan cuando la concesionaria comienza a incumplir con lo pactado verbalmente.

“Lo que informa el vendedor, forma parte del contrato. Obviamente que, a la hora de la audiencia, el concesionario dirá que lo que tiene validez es lo que dice el contrato. Uno puede pedir que anoten todo lo que te dicen de manera verbal, esto sirve como prueba ante cualquier incumplimiento. También suelen entregar un folleto firmado con las condiciones”, señaló Alejandra Chuchuy, secretaria de Defensa del Consumidor de la Provincia

LOS DERECHOS MÁS IMPORTANTES

Ley 24.240

Publicidad

Existen condiciones sobre la oferta, la venta y los efectos de la publicidad. Estas disposiciones buscan garantizar que lo ofrecido se respete al momento de contratar y que el consumidor, atraído por una oferta o por una publicidad, efectivamente pueda acceder a ella en los términos y condiciones en que la publicitaron.

Información

El derecho a la información es el más importante para el consumidor porque engloba a todos los demás. El vendedor debe otorgar al futuro comprador todos los datos correspondientes al bien a comprar o servicio a contratar. La información no puede resultar confusa o engañosa sino que debe ser clara, concisa, gratuita y completa.

Otros derechos

Derecho de arrepentimiento en los casos de venta domiciliaria o por correspondencia; a la atención del reclamo; a rescindir una operatoria por el mismo medio por el que se contrató; a exigir el cumplimiento del contrato y, ante su imposibilidad, a pedir la sustitución del bien adquirido o la devolución del mismo contra entrega del importe abonado actualizado.

Trato digno

Los consumidores deben recibir un trago digno y equitativo. Expresamente, se prohíben los tratos discriminatorios y vejatorios. Esta disposición tuvo que ser establecida en la ley por las malas prácticas adoptadas por los proveedores de bienes y servicios, que en la actualidad han disminuido pero siguen vigentes.

Fuente: www.eltribuno.info

Deja un comentario