Un incendio obliga a cerrar el aeropuerto de Fiumicino en Roma

El fuego se declaró anoche en la terminal T3 y no provocó heridos. Todos los vuelos fueron anulados hasta las 14 horas de este jueves.

El aeropuerto de Fiumicino, en Roma, permanecerá cerrado hasta las 14:00 hora italiana (12:00 GMT) y se han anulado todos los vuelos hasta entonces, después de un incendio declarado anoche y que ha quedado extinguido a primeras horas de esta mañana.

El fuego se inició en la cocina de un bar que se encuentra en la zona de tránsito tras el control de pasaportes en la Terminal 3, dedicada a vuelos internacionales. Las llamas se extendieron rápidamente y afectaron unos mil metros cuadrados del primer piso donde se encuentran las tiendas duty free. Solamente tres personas que estaban dentro del bar se intoxicaron levemente a causa del humo, ya que en esos momentos la terminal estaba casi vacía.

Un denso humo se aprecia aún en toda la zona y en un principio fueron suspendidos todos los trenes que llegan a Fiumicino, así como las carreteras de acceso. Actualmente el servicio ya se ha retomado.

La sociedad ADR, que gestiona el principal aeropuerto italiano, comunicó en su página de Internet que se prevé la apertura gradual de Fiumicino en las próximas horas.

La principal aerolínea italiana, Alitalia, comunicó en una nota a sus pasajeros que no acudan a Fiumicino y advirtió de la posibilidad de cancelaciones y retrasos en otros aeropuertos.

Según fuentes aeroportuarias, el incendio ha causado importantes daños en la terminal 3, pero no ha afectado a los mostradores de facturación, ni a la zona de control de seguridad y detectores de metales. Sin embargo, sí que han quedado destruidos algunos mostradores de control de pasaportes, y múltiples tiendas. Se calculan daños por valor de un millón de euros.

El fuego se inició pasada la medianoche y generó pánico en un primer momento, ya que se expandió rápidamente y una gran columna de humo blanco se podía ver a kilómetros del aeropuerto. Algunos centenares de pasajeros que llegaron en vuelos nacionales a la terminal 1 tuvieron que esperar horas para poder ser trasladados hasta la capital italiana.

La fiscalía de Civitavecchia, bajo cuyas competencias se encuentra Fiumicino, está esperando los primeros resultados de la valoración de la Policía judicial para decidir si abre una investigación sobre lo sucedido, según el diario ‘La Repubblica’.

 

 

Deja un comentario