Una multitud en La Meca

Con las palmas de las manos hacia el cielo en señal de súplica, muchos con lágrimas en los ojos, unos dos millones de musulmanes se reunieron ayer cerca de La Meca, en un intento de empezar de nuevo, borrar pecados y pedir perdón y orientación divina en el día álgido del peregrinaje anual del haj.

Desde el amanecer al atardecer, la multitud se congregó en el Monte Arafat para pasar un día de contemplación. Es en esa montaña rodeada de desierto donde, según la tradición, Mahoma pronunció su último sermón, hace más de 1400 años.


Deja un comentario