valenzuela

Valenzuela quedó cerca de la banca que actualmente ocupa el PO en el Senado

El “Chico Malo” lograba 84.126 votos. Durand Cornejo, el segundo más votado, obtenía 50.391.

El precandidato del Frente de Unidad y Renovación, Adrián Valenzuela, ganó la interna del espacio oficialista y quedó posicionado como el aspirante más firme para la banca de senador capitalino que se dirimirá en las elecciones generales del 22 de octubre.

El periodista, que se presentó en estas primarias abiertas, simultáneas y obligatorias como el “Chico Malo” de la política vernácula, con la lista Renovación Salteña, obtuvo el 66,30% de los votos del frente que conduce el gobernador Juan Manuel Urtubey. El médico Bernardo Biella, de Salta Independiente, fue el segundo más votado de ese espacio, con el 28,26% de los sufragios. Los otros tres contendientes de la espacio urtubeycista, Carlos Colmenares, de Hacia un Futuro Mejor (2,56% ); Ana Lorenzo Maradona, de Peronismo Rebelde (1,45%), y Celina Ferreyra, de Cambio, Justicia y Victoria (1,42%) completaron el cuadro referencial del Frente de Unidad y Renovación.

El diputado nacional Guillermo Durán Cornejo, el precandidato de Un Cambio para Salta, fue el segundo más votado para el escaño capitalino de la Cámara Alta.

Al cierre de esta edición, con 1.236 de las 1.243 mesas escrutadas, Valenzuela obtenía individualmente 84.126 votos de los 126.890 del frente oficialista.

Durand Cornejo, como precandidato único de la mayor fuerza opositora, lograba 50.391 votos.

Walter Wayar, el precandidato del Frente Ciudadano de la Victoria, capitalizaba 25.150 sufragios, como candidato de consenso de las agrupaciones kirchneristas y peronistas opuestas al modelo político aplicado en la Nación y distanciadas del frente que encabeza el justicialismo en la provincia.

Mala elección del PO

El Partido Obrero, que había ganado la representación capitalina del Senado en noviembre de 2013 con una histórica elección, tuvo magros resultados en las urnas. Los 13.743 votos que obtenía Gabriela Cerrano restando apenas siete mesas por escrutarse, la dejaban lejos de aquel batacazo y casi sin chances de conservar la banca que la agrupación de izquierda empezó a defender en estas primarias.

A un paso de Cerrano, con 13.212 votos, quedaba Marcelo Armando Hoyos, el periodista que Salta Somos Todos, la fuerza amarilla del diputado nacional Alfredo Olmedo, presentó como opción de recambio político desde las antípodas del trotskismo.

Roque Rueda, con 12.978 votos, fue el más votado en la interna de la Unión Cívica Radical. El exconcejal del PPS, propuesto desde el espacio del radicalismo que acompaña los lineamientos, necesidades y estrategias del Gobierno nacional y la coalición de Cambiemos, superó con amplias diferencias a los otros tres precandidatos del centenario partido.

Rueda obtenía el 49,53% de los 26.204 votos capitalizados por la UCR, Humberto Vázquez lo secundaba con el 19,54%, Gregorio Caro Figueroa lograba el 18,5% y Norma Beatriz Rosas alcanzaba el 12,5%.

La puja por la banca que ocupa actualmente el Partido Obrero en el Senado tiene especial relevancia, ya que el distrito electoral capitalino, con 425.216 electores en su padrón, concentra al 42% de los votantes de la provincia.

Cinco fuerzas no llegaron al piso

Cinco agrupaciones políticas no alcanzaron, con sus precandidatos a la banca capitalina de senador, el 1,50% de los votos que se exige en las primarias para poder presentar candidatos en las generales de octubre.
Las fuerzas que no lograron llegar al piso electoral son el Movimiento Social de los Trabajadores, que obtuvo el 1,38% de los sufragios; Kolina (1,32%), Compromiso Federal (0,90%), Unidad Popular (0,88%) y Federales de Salta (0,75%).