cristina.jpg_258117318

Vidal convocó a los docentes para el lunes y les propondrá un “Acuerdo Educativo”

Equipos técnicos de Buenos Aires y de los sindicatos docentes retoman la paritaria salarial. La Provincia insiste en aplicar la cláusula gatillo y en no devolver lo descontado.

María Eugenia Vidal está convencida de que el conflicto docente se puede deshilachar y apuesta a que después de un mes de conflicto los gremios bonaerenses acepten su propuesta salarial o continúen la negociación sin paros.

De todos modos en La Plata no están seguros del éxito de la reunión convocada para el lunes, una reunión técnica donde la gobernadora dio instrucciones para que se proponga un Acuerdo Educativo del que en su entorno no quieren dar detalles.

De todos modos, para lo inmediato o a largo plazo, el objetivo de la gestión de Cambiemos es una reestructuración que implica: bajar el ausentismo (modificando el control de licencias); fortalecer el sistema de calificación (de 1 a 10, incluso con repitencia “si un chico no aprendió”, insiste la gobernadora) y capacitar a los docentes, entre otras cuestiones.

Vidal, basada en encuestas y en su propia percepción, plantea que en la polarización los bonaerenses la prefieren antes que a Roberto Baradel, secretario de Suteba y una de las caras visibles de la pelea. Con esa misma convicción cree que los bonaerenses no avalan la continuidad de las medidas de fuerza y que eso puede debilitar a los sindicatos en su pelea. Por eso, a la reunión del lunes, los equipos técnicos llevarán los números de la provincia y usarán como argumento para empujar un acuerdo el ejemplo de los estatales que acordaron 18% en cuatro tramos trimestrales con cláusula gatillo, cláusula que luego del nuevo índice de inflación dado a conocer por el Indec (2,4%) comienza a instrumentarse.

“Ellos le están ganando a la inflación” le dirán a los maestros sobre los empleados del Estado bonaerense que sí acordaron y les recordarán que solo por la decisión de Vidal los maestros cobran un 4,5% de aumento a cuenta de la paritaria. Nada que no se haya dicho antes, excepto por la aplicación de la inflación a partir del nuevo dato oficial que puede sentirse en los bolsillos, especulan.

La reunión técnica entre los funcionarios del gobierno bonaerense y los técnicos que representarán a los gremios docentes, fue convocada para el lunes próximo a las 17 en las oficinas del ministerio de Economía.

Dicen que el Gobierno nacional –y tampoco Vidal– quieren dar marcha atrás y convocar a la Paritaria Nacional, otro tema judicializado. “Que los docentes pidan un lugar en el Consejo del Salario”, insisten sobre el ámbito donde otros sectores discuten el Salario Mínimo Vital y Móvil debajo del cual no puede quedar el básico de los maestros. Tampoco quieren dar marcha atrás con la devolución de los días descontados, descuento que se frenó después de un fallo judicial de primera instancia.

Buenos Aires aguarda que la Cámara acepte su apelación y avanzarán con todos los descuentos sobre la base de la advertencia hecha por la propia Vidal desde el inicio del conflicto. El premio al presentismo y bajar los porcentajes de inasistencia de docentes es otra herramienta que esgrimirá la gobernadora, casi como obsesión, aunque tal vez no en lo inmediato pero sí a futuro. En La Plata argumentan que los bonaerenses respaldarán una postura dura en este sentido.

Ayer, después de la represión del domingo, los docentes terminaron de montar ya con autorización de la Ciudad de Buenos Aires, la “Escuela Itinerante” frente al Congreso mientras que el Frente de Unidad Docente (FUD) bonaerense, que integran los gremios Suteba, FEB, UDA, Sadop, Amet y Udocba, reclamó la reunión con la Provincia, una propuesta “supera dora” y la devolución de los días de paro descontados.