mossos de la squadra

Ya son 15 los muertos por los atentados en Cataluña

El joven que fue hallado apuñalado en el interior de un vehículo fue asesinado por el conductor de la furgoneta que atropelló a cientos de personas en La Rambla.

El jefe de la policía catalana Josep Lluis Trapero elevó hoy a 15 la cifra de víctimas mortales de los atentados del jueves pasado al confirmar que el hombre encontrado muerto en su auto tras traspasar un retén policial, fue asesinado por el yihadista prófugo que presumiblemente manejó el camión que mató a 13 personas en La Rambla barcelonesa.

Pau Pérez, un ciudadano catalán de 34 años, es la víctima número 15 del doble atentado que sacudió Barcelona el jueves pasado y su identificación cierra las especulaciones sobre las causas de su muerte, que en un primer momento fue desvinculada de los ataques reivindicados por el Estado Islámico. La confirmación por parte de Trapero, confirma que el joven catalán fue asesinado por el conductor del camión que atropelló en la zona céntrica de la capital catalana a más de cien personas y que habría huido del lugar a pie y en subte, antes de robar el auto de Pérez y matarlo a puñaladas.

La primera hipótesis de la Policía fue que el hombre había muerto por disparos que le propinaron dos agentes cuando con su auto rompió unos de los retenes montados para cercar a los yihadistas. Inicialmente no se lo relacionaba con el ataque, pero la autopsia determinó que Pérez murió a puñaladas.

Durante los últimos días, la Policía le solicitó a los habitantes de Barcelona que informaran sobre cualquier movimiento sospechoso, lo que provocó una avalancha de denuncias y generó situaciones de alerta y de miedo en el centro de la ciudad.

Uno de estos episodios sucedió en la misma plaza Cataluña, donde comenzó el atentado del jueves pasado. Según contó Trapero, en la conferencia de prensa brindada en la sede da la Conserjería del Interior, sus hombres desalojaron la zona luego que una persona denunciara la aparición de una mochila sospechosa.