Younes Abouyaaqoub, identificado como el conductor de la furgoneta que atentó en La Rambla

Interior vincula la muerte del joven de Vilafranca con la fuga del autor de la matanza en Barcelona.

El conseller no descarta que haya salido de Europa y confirma la alerta a escala europea.

“Indicios sólidos” de que el imam de Ripoll murió mientras manipulaba explosivos.

El conseller d’Interior, Joaquim Forn, ha confirmado este lunes que el conductor de la furgoneta y autor material del atentado de Barcelona que dejó 13 muertos y más de un centenar de heridos es Younes Abouyaaqoub. Sobre él pesa una orden internacional de búsqueda y captura, aunque por el momento se ignora si habría llegado a salir de España.

Los Mossos d’Esquadra ya han difundido en redes sociales las fotos de Younes Abouyaaqoub para pedir colaboración ciudadana en su localización

Mostra la imatge al Twitter

❗❗Busquem aquesta persona com a presumpte autor de l’atemptat de les Rambles. Seria el conductor de la furgoneta. Màxima difusió

En una entrevista en Catalunya Ràdio, el conseller también ha desvelado que la muerte de un conductor que apareció muerto en su coche en Sant Just Desvern (Barcelona) también guarda relación con los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). Pablo Pérez sería, así, la víctima número 15 de los ataques yihadistas. El relato de los hechos empieza a tomar forma definitiva tras las confirmaciones de Forn.

“Indicios sólidos” de que el imam murió manipulando explosivo

Los Mossos creen contar también con “indicios sólidos” de que el imam de Ripoll, Abdelbaky Es Satty, sería uno de los fallecidos en la explosión accidental de la casa de Alcanar (Tarragona) mientras manipulaban artefactos para colocarlos en Barcelona y causar un número mayor de víctimas. También se analiza si uno de los vehículos localizados durante la investigación, y que estaba aparcado en el municipio tarraconense, pertenecía al religioso.

Los Mossos han constatado la autoría de Younes en el ataque en La Rambla a través de varías vías. Además de las huellas localizadas en el vehículo, cuentan con testigos que le sitúan en el trayecto entre la avenida, el mercado de La Boquería y la Zona Universitaria hasta donde llegó “corriendo y andando”, según ha especificado el Mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

También han revelado que Younes fue uno de los miembros en acudir físicamente a alquilar las furgonetas utilizadas por la célula, tal y como reveló la empresa de Santa Perpètua de la Mogoda donde las alquilaron y el uso de su tarjeta de crédito para realizar el pago.

Matanza y fuga

Jueves. 16.50. Younes Abouyaaqoub conduce en solitario una furgoneta blanca, modelo Fiat, que alcanza La Rambla por su parte superior, en la entrada por la calle Pelai. A partir de ese minuto, y tras invadir una zona peatonal a esas horas saturada de paseantes y turistas, comienza un recorrido destinado a provocar el mayor número de víctimas posibles.

Younes acelera durante los primeros metros del popular paseo y no deja de hacerlo durante un recorrido de unos 500 metros, durante los cuales realiza giros bruscos de lado a lado e impacta también contra puestos de venta de flores. A la altura del Gran Teatro del Liceo, sobre el mosaico de Miró, el vehículo se detiene automáticamente tras saltar el airbag del conductor. La parte delantera está completamente destrozada por los impactos de cuerpos y puestos de venta.

En medio del caos y el pánico generado por su ataque, Younes aprovecha para huir a pie a través del mercado de La Boqueria, según avanzan ‘El País’ y ‘La Vanguardia’. Lleva pantalón largo, camiseta a rayas y gafas de sol.

Según el relato policial, el terrorista logra recorrer el trayecto entre el centro de Barcelona y la Zona Universitaria, a seis kilómetros de distancia. Ahí es donde entra en escena Pablo Pérez, un vecino de Vilafranca del Penedès (Barcelona) propietario de un coche Ford Focus blanco.

Younes le asalta y le asesta varias puñaladas. Coloca el cuerpo en la parte trasera e inicia su intento de fuga del cerco policial -la conocida ‘operación jaula’- establecido para encontrarle.

El protocolo policial nada puede hacer por evitarlo. Al llegar al final de la Diagonal, acelera al encontrarse con un control de los Mossos d’Esquadra. Le rompe el fémur a una agente del cuerpo y huye en dirección Sant Just Desvern. Otro de los agentes del control le dispara, sin alcanzarle.

La persecución al Ford Focus finaliza a apenas cinco kilómetros de Barcelona. El coche está aparcado en el edifico Walden, uno de los más emblemáticos de Sant Just. Younes baja y se marcha corriendo, tal y como explicó un testigo. Los Mossos priorizan al llegar hasta el coche la identificación de la persona que se observa inmóvil en el vehículo por si es el autor del atropello de los agentes y la fuga.

Cuando logran acercarse, certifican que está muerto, colocado entre el asiento trasero y el espacio entre los dos asientos delanteros. Le identifican como Pablo Pérez Villán, propietario del coche y cuyo cuerpo muestra varias puñaladas. La autopsia determinó, un día después, que ya estaba muerto cuando el conductor de su coche escapaba del control policial.

Su asesino, que ahora se ha confirmado que es el mismo que unas horas antes llevó a cabo una matanza en el centro de Barcelona, desaparece sin dejar rastro. El conseller Forn ha admitido este lunes que los Mossos d’Esquadra no tienen indicios de que éste se pueda encontrar fuera de Cataluña, aunque ya se han coordinado con las policías europeas porque está “en búsqueda en todos los países europeos”.

Younes es uno de los tres miembros de una célula de al menos 12 personas que permanecen desaparecidos. Los otros dos están, supuestamente, entre los restos de la casa de Alcanar. Se sospecha que uno de ellos sería el imam de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, señalado por los Mossos como posible líder y reclutador de los jóvenes que cometieron los atentados.


 

Deja un comentario